El despido de Edgardo Bauza

621

Edgardo Bauza fue destituido del cargo de director técnico de la Selección Argentina.

Por: Javier Castell

Javier-Castell

Javier Castell López

Fue una decisión que tuvo dos razones muy visibles e irrefutables: Argentina jugaba muy mal y no obtenía resultados. Fue siempre un equipo disperso, sin un patrón de juego definido. Nunca se supo si la propuesta era elaborar un juego armonioso, de pases para encontrar la profundidad, o priorizar la retaguardia y luego la salida rápida para contragolpear.

Esperanzada, la más de las veces, en la inspiración individual, especialmente la de Messi. Está claro, lo que dejó ver la Selección Argentina dirigida por Bauza ha sido, en el último tiempo, una de las más flacas muestras en eliminatorias pre Mundial.

Y si a esta endeble oferta de juego tampoco la acompañó el resultado, que casi siempre protege el cargo del entrenador, amilana la crítica y desarma la intención de remoción, entonces, digo, ante lo infecundo que fue este periplo de Bauza, en estilo y números, era muy previsible su salida de la dirección.

2250399

Edgardo Bauza dejó de ser el timonel de Argentina

¿Cuáles fueron las causas para este fallido paso? Solo ellos, técnicos y jugadores lo sabrán. Para esta columna no es tema relevante. De lo que sí quiero dejar constancia, con vehemente énfasis, es de mi rechazo frontal a las formas irrespetuosas que utilizaron los nuevos dirigentes de la AFA para despedir a Bauza. Fue un manoseo desconsiderado, incivil.

El presidente recién elegido, de apellido Tapias, en una clásica postura de nuevo mandamás, se refirió a Bauza en términos desobligantes. Siempre me pregunto por qué los dirigentes, la mayoría de veces, no tienen la suficiente personalidad y educación para decirles a los técnicos, con decencia y argumentos, que ya su ciclo ha terminado.

Las obligaciones económicas que se generan con el despido no pueden ser una excusa para el maltrato y la falta de respeto. Doblemente criticable en este caso, por tratarse Bauza de un ser humano de correcta conducta. La indefinición de su destitución, las reuniones interminables, el careo hipócrita, el anuncio de técnicos como reemplazos aún sin confirmar, para ‘ablandarlo’ y tener ‘ventaja’ en la negociación del contrato no es sino una patraña de tipos sin un ápice de calidad humana.

Quizá serán muy buenos ejecutivos, pero… Profesor Bauza, por los resultados y la manera descoordinada de jugar de la Selección hemos decidido no darle continuidad a su dirección. Muchas gracias porque cuando la AFA vivía un momento de crisis usted tuvo el arrojo y el sentido de pertenencia para aceptar el reto. Esperamos que su representante y nuestros abogados finiquiten, cordial y provechosamente para ambas partes el tema contractual. Así era más civilizado y decente. Así es, siempre, más civilizado y decente.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados