Power China se metió de lleno a luchar por quedarse con Navelena

731

Los chinos conocen a fondo el Río Magdalena, pues han realizado varios estudios sobre las condiciones del principal afluente colombiano. 

Por Chachareros/Con apoyo de Portafolio

Desde los tiempos en que el ya desaparecido potentado barranquillero Julio Mario Santo Domingo Pumarejo fue Embajador de Colombia ante el Gobierno comunista de China, logró interesar a dicha nación oriental en la suerte del Río Magdalena, principal afluente colombiano y de vital importancia para el transporte de carga y pasajeros, a un costo menor que por tierra hasta de un 40 por ciento.

2 Draga

Una de las portentosas dragas de Power China que vendría a recuperar la navegabilidad del Río Magdalena si logra quedarse con las acciones de Odebrecht en Navelena.

El industrial, quien ensayó como diplomático durante el Gobierno de su pariente Alfonso López Michelsen (hijo del expresidente de la República Alfonso López Pumarejo), le cogió mucho amor al Río desde cuando logró convencer a todo el mundo de la corta vida del muelle de Puerto Colombia, por lo cual era necesario y urgente hacer las obras de Bocas de Ceniza para convertir a Barranquilla en puerto marítimo y fluvial.

Era una brillante idea de don Julio Mario, no tanto para el empuje del desarrollo de su cuna natal, como para el abaratamiento de costos de transporte y la reducción de tiempo para contar con las materias primas para su fábrica de Cerveza Águila, entonces propiedad de la pujante familia Santo Domingo. (Hoy es propiedad de la multinacional SabMiller, pero la familia Santo Dominga es dueña de un buen pedazo de la torta accionaria de la segunda más grande cervecera del mundo).

Su paso por la Embajada colombiana en China permitió a Julio Mario Santo Domingo conocer a fondo el dominio que los orientales tenían sobre el manejo de los ríos, en especial, el trabajo de despejarlos del sedimento que va anulando en forma paulatina su profundidad, y de paso obstruye su navegabilidad. Fue así como el empresario barranquillero prestando su breve pero fructífero servicio a la diplomacia colombiana, logró interesar a los chinos en venir a hacer unos estudios, a través de una agencia estatal para la cooperación con países en vías de desarrollo. Y no solo eso. Consiguió traerse en el menaje de diplomático retornando a casa una Draga China, no se sabe si prestada, alquilada o comprada. Lo cierto es que tanto la draga como los chinos conocieron por varios años por arriba y por debajo el Río Magdalena. Felices de la vida los chinos conocieron el Magdalena piernas arriba, hasta su nacimiento en el Páramo de las Papas.

Ya está bastante adelantado

Trs una reunión realizada este miércoles, se confirmó que Cormagdalena ya recibió la carta de Power China indicando su interés en la cesión del contrato de Asociación Público Privada para la navegabilidad del río Magdalena, que le fue adjudicado a Navelena S.A.S. en el 2014 y no logró su cierre financiero.

3 XP-POWER-CHINA-ELECTRONICS-CO-LTD-

Power China es una poderosa multinacional que tiene sus propios laboratorios de electrónica de última generación para todos sus equipos y motores.

Sin embargo, la firma china está condicionada a terminar ciertas actividades y negociaciones con Navelena para lograr esta cesión del contrato que implica que el consorcio, cuyo socio mayoritario es Odebrecht, entregue todas sus responsabilidades contratadas.

No obstante, mientras se llevan a cabo dichas negociaciones, Cormagdalena iniciará el proceso de caducidad a dicho contrato por los incumplimientos de Navelena.

Así mismo, como ha sido anunciado en varias ocasiones por Portafolio, la Corporación anunció que está preparada para los dos escenarios que se tienen en el momento, bien sea la cesión del contrato y así Power China daría inicio a las obras, o la cancelación del mismo, lo que implicaría que Cormagdalena contrate el dragado directamente mientras se adjudica la nueva APP, que no sería en menos de un año.

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados