Diana Zuluaga: la espiritualidad, el trabajo y el éxito

945

Nos enseñaron a esperar que nuestra felicidad llegara mañana, en la forma de un nuevo trabajo, un nuevo carro, o un nuevo amante.  

Por Estela Monterrosa

No nos enseñaron que la felicidad depende solamente de nosotros y de la sustancia de nuestra mente. El día que decidí tomar completa responsabilidad por todo lo que pasaba en mi vida (lo bueno y lo muy malo), ese día mi vida cambió para siempre.

“Sentí un peso de responsabilidad e inmediatamente un sentimiento de libertad absoluta. Entendí que si mi felicidad depende de mí, nadie podrá jamás tomar decisiones por mí, ni decepcionarme. Me tengo a mí misma para pedir más, querer más, lograr más, alcanzar más, celebrar más y recompensarme más. Qué maravilloso poder y qué emocionante camino estaba por comenzar. Aprendí a soltar lo que me amarraba y me abracé a lo que me liberaba”, Diana Zuluaga.

El olor a café nos envuelve, estamos sentadas frente a frente, ella es una persona joven, bonita, 33 años, empresaria de éxito, barranquillera  y conferencista, viajera, coach certificada. Su apariencia física totalmente delicada es antagónica a la vitalidad con que lleva la vida, con la energía con la que expresa su forma de ver cada una de las acciones que realiza, de poner en práctica sus preceptos que la ha llevado a salir triunfante, no de forma mágica, sino trabajando de manera dura y pareja, compartiendo lo que aprende y que sin egoísmo pone al servicio de los demás, pues esa es la fórmula que te permite cada día lograr metas y objetivos. Ella, la mujer sentada frente a mi es Diana Zuluaga, quien ha llegado a Barranquilla para presentar su conferencia “Crea una vida que haga historia”.

Pero que sea ella misma la que nos diga quién es: “Diana Zuluaga es una empresaria Colombiana fundadora de JET D’OR Prívate Jet Charter, empresa especializada en el alquiler de aviones y jets privados en Nueva York, con operaciones en todo el mundo”, Tras el éxito de su empresa, con ventas de más de 2 millones de dólares al año, Diana decidió compartir su historia de emprendimiento y visión de vida motivando a miles de personas en América Latina y de habla Hispana en Estados Unidos. Diana es experta en estrategias de éxito y felicidad; ha vivido en 5 países, estudió en Inglaterra y tiene una Maestría de la Universidad de Nueva York (NYU). Es casada y vive entre Nueva York y Madrid.DZHeadshot

Ella nos dice: “por haber aplicado los principios de fortalecer en la vida diaria las herramientas mentales y emocionales para afrontar este mundo que trae cada vez más retos, mi esposo y yo, nos dimos cuenta, que no era una casualidad, una vez que uno encuentra ese camino y puede ejercer un dominio sobre uno mismo, uno tiene una vida de influencia y una vida de ayudar a otros, que es el propósito de la vida. Al haber experimentado este nivel de libertad, tiempo y dinero, junto con mi esposo, decidimos poner al servicio de otros, lo que yo había hecho para lograr esto, un proyecto muy ambicioso pero realizable, decidimos iniciarlo con una página web, lo hicimos muy consistentemente, con mucha calidad, y en un año y dos meses ya teníamos cien mil seguidores en toda América Latina y en USA entre los habitantes de habla hispana, la mayoría del contenido es gratuito, solo hay un par de guías pagas, porque lo que yo quiero es que esta información llegue a todo el mundo y transforme su vida”.

Al preguntarle si el dar en la misma medida que se recibe está la clave del éxito, Diana nos dice: “Entre más lo hago, más me convenzo, el ser humano no está hecho para el egoísmo, está hecho para colaborar, para unir, para compartir.  En muchas personas existe una desconexión, porque se tiene dinero y éxito, pero no tienen con quien compartirlo. El éxito está en tener con quien compartir, para que la satisfacción sea plena”.

Pasos para el cambio y transformación en tu vida

“Se puede decir que existen tres o cuatro pasos básicos, el primero, es uno que a casi nadie le gusta escuchar: Toma responsabilidad sobre tu vida. No importa lo que hayas pasado, llegaste a ese punto por permitirlo y hacerlo, no importa las influencias externas, ya estás consciente de un resultado que ha sido causa de tus acciones, entonces cuando tomas responsabilidad por tu vida, tú tomas lo que te gusta y lo que no te gusta, lo que te ha servido para llegar aquí, y lo que no te sirve para llegar a donde quieres ir, tú y solo tú puedes cambiar la decisión de tu vida con otros nuevos hábitos. Cuando tomas responsabilidad por tu vida y dejas de culpar a tus padres, a la universidad, al gobierno, que es lo que vemos todos los días y nos quedamos en ese limbo sin avanzar, entonces yo le digo a las personas en el momento que tú tomas responsabilidad por tu vida, se te abren un mundo de posibilidades, donde tú ahora eres el líder y el piloto.16807804_1896469917299804_920411718275558138_n

Número dos, algo que muy poca gente hace: Tómate el tiempo de saber qué es lo que quieres, yo siempre pregunto y principalmente a las mujeres qué quieres ¿cómo te ves de aquí a cinco o diez años?, y me dicen: No quiero estar soltera, no quiero estar en esta ciudad. Ya me dijiste lo que no quieres, ¿eres capaz de decirme una cosa que sí quieres? Y muchas veces no son capaces, y si no eres capaz de definir qué es lo que quieres, no llegamos a ningún lado. Entonces número dos, tómate el tiempo de definir qué es lo que quieres, piensa en grande, sueña en grande, y ponte dos, tres pasos por área, porque la vida exitosa es por áreas, tu vida de pareja, tu salud, el dinero, tu trabajo, tu profesión, tu hobby.

Número tres: Ten la valentía de tomar las acciones, mira la vida de dos personas que sean exitosas y están haciendo lo que tú quieres hacer, y búscate qué han hecho para llegar ahí, esa información esta gratuita en Internet y nunca la investigamos, por supuesto las circunstancias son diferentes para cada quien y el camino es muy individual, pero hay tres o cuatro pasos que nos pueden servir de guía.

A la pregunta de que si cree en Dios, su respuesta contundente fue: “Creo absolutamente en Dios desde muy pequeña, es muy diferente ser religioso a ser espiritual, a tener una práctica diaria de conversación con Dios. ¿Qué sucede en mi vida? Que a medida que iba estudiando sobre el éxito y el crecimiento personal, me di cuenta que las personas muchas veces no saben cómo relacionarse con Dios, creemos en un Dios lejano, en un Dios que castiga, en un Dios que juzga, en un Dios que nos tiene abandonados, imagínate cómo podemos avanzar si la fuerza más poderosa del universo nosotros estamos creyendo que no me quiere, por eso cuando hablo de la espiritualidad, siempre digo: Tienes que conocer el verdadero Dios y saber que tienes un sinnúmero de posibilidades que ha puesto delante de ti, aprende a relacionarte con él, haz tu parte, Dios hará la suya. Yo creo en un Dios que me da todo, un Dios amoroso que me escucha y que quiere que tú tengas el éxito, ese es el Dios del que mucha gente no ha oído hablar.

Los dones y el éxito

Tenemos muchos dones y talentos, pero tenemos dos o tres que son más fuertes, pero muchas veces no nos gusta aceptar los dones y talentos que tenemos, y por la tradición educativa siempre se refuerzan las debilidades y no se desarrollan las habilidades, entonces tómate el tiempo de investigar cuáles son los dones y talentos, en qué eras muy bueno cuando pequeño(a) en qué te va mejor, es fácil, porque es que un día no te va a llegar una revelación divina de tu talento, y qué cosas harías todo el día hasta gratis, esas dos cosas unidas te dan el éxito. Existe una verdad absoluta y es que el talento solo no es suficiente, tienes que invertir en ti y fortalecer ese talento y subir nuestro valor en la economía mundial, no el valor como ser humano, pues ese ya nos lo dio Dios, es tu valor como profesional, para que en la economía tú puedas cobrar más.16708684_1894469207499875_2187381906122646578_n

Le sugiero a los chachareros un test de personalidad que tengo en la web y se llama 16personalities.com y te ofrece un perfil de persona, te sorprenderás con el resultado. Ya para finalizar solo me resta decirles a los chachareros que nadie vive en línea recta, especialmente si quieres ser diferente, creativo y emprendedor. Si el primer paso no sale como pensabas, no olvides que la meta final es tu visión. Los pasos para lograrla pueden variar y siempre van a variar. La voz dentro de ti tiene todas las respuestas. ¿Qué es lo oscuro, lo lento, lo difícil de luchar por tu sueño? este es tu precio. Decide si estás dispuesto a pagarlo y no mires atrás. El camino para lograrlo puede variar, pero una cosa nunca cambia: que tienes que esforzarte.

Compartir.

Acerca del Autor

Estela Monterrosa

Educadora de pre-escolar, con vocación de periodista. Barranquillera y Chacharera, con grandes metas, educando una nueva generación. Móvil 3017319564

Los comentarios están cerrados