Samsung Galaxy S8 ¿revolucionará el 2017?

1139

Samsung quiere dejar a la competencia atrás ¿lo podrá lograr?

Por Gabriel Moncada Figueroa

Empecemos. Como es sabido año tras año las compañías hacen un esfuerzo de ingeniería tremendo para hacer los celulares más delgados y potentes. Está vez Samsung contará con el procesador Snapdragon 835. Aquí viene lo que pocos explican: el por qué lo hacen. ¿Será qué lo hacen por inercia? Es decir, ¿porque a alguien se le ocurrió que al hacerlos más delgados y potentes se venderían más?

Sí, fue así, esa es la clave y todo radica en el uso que le damos y lo que pensamos subconscientemente al ver un producto a la hora de comprarlo. Lo primero que vemos en un smartphone no son los beneficios que me van aportar, sino lo bonito que es y lo rápido que va. Esto radica en que un producto como el smartphone dice mucho de quienes somos, se ha vuelto una prenda de vestir más y la delgadez es una tendencia natural que se relaciona con la salud o el fitness y eso es algo que hoy está marcando la tendencia, en segundo lugar estamos tan acostumbrados a tener todo de manera tan rápida que un celular sin potencia indica que las aplicaciones no van a abrir al instante o no van a correr como quisiéramos.

Posibles marcos

Una pantalla más grande

Posiblemente una de 5,1” o hasta de 5,7”, esto recae en que las aplicaciones en su mayoría son muy visuales como es el caso de Instagram, Youtube, Netflix, Calendarios, entre otras; que hacen que al tener un mayor tamaño se tenga una mejor experiencia de uso, pero esto tiene un inconveniente que aunque se facilita el uso de la interfaz no del manejo del celular, por ello Samsung para reducir los marcos que hacen que sea más grande el móvil van a quitar el botón home o principal y supuestamente lo va a incorporar de manera táctil, veremos cómo lo hacen, pero todo parece indicar que será un sistema muy parecido al 3D touch del iPhone, el cual reconoce la presión que se ejerza sobre la pantalla. ¿Es revolucionario? en parte sí lo es, puesto no se había visto antes, pero no supondrá un gran cambio en su uso. Lo que sí es cierto es que será un gran diferencial con su antecesor y será el punto fuerte para aumentar las ventas y atraer a muchos usuarios que están cansados de, por ejemplo, tener 3 años el mismo diseño en sus iPhone.

USB tipo C

Para el que aún no lo sabe, este USB tipo C será el estándar en los próximos años con la ventaja de ser más compatible, con una transferencia de datos mucho más rápida, puedes conectarlo en cualquier dirección y entre otras que hacen que el USB anterior quede en el olvido.

Sin explosiones

Y lo más probable y seguro es que no se vuelva a repetir la experiencia de los Samsung Galaxy Note que explotaban debido a un problema en sus baterías, que le hizo perder millones de dólares y prestigio en su marca, por supuesto. Como me dijo una prima: “no me vuelvo a comprar un Samsung”. Lo cierto es que este tipo de errores le pueden pasar a cualquiera, hasta una grande como Samsung, lo importante es no volver a cometer estos errores que no solo atentan contra el dispositivo, sino contra el usuario.

Compartir.

Acerca del Autor

Gabriel Moncada Figueroa

Freelance Ingeniero Industrial trabajando con @lachacharaco. Apasionado por el Marketing y el mejoramiento de las empresas. Twitter: G9MF

Los comentarios están cerrados