Samsung comenzó el cambio de sus Galaxy Note 7 y el escándalo sigue

1473

La empresa surcoreana lucha por mejorar su imagen tras el escándalo por los reportes de explosiones de baterías de su último lanzamiento. Sin embargo no será una lucha fácil.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

Con el escándalo en pleno apogeo, Samsung Electronics comenzó a nivel mundial la campaña de cambio de sus phablet Galaxy Note 7 por nuevas unidades. La operación comenzó en aquellas regiones donde se habían comercializado la mayoría de los teléfonos, especialmente Estados Unidos y Corea del Sur. No obstante, la iniciativa no terminará hasta reemplazar 2,5 millones de unidades vendidas en dos semanas.

«El programa de intercambio ha comenzado esta jornada y se desarrolla sin problemas», declaró un portavoz de la empresa tecnológica con sede en Seúl. Los nuevos Galaxy Note 7 que se están entregando a los consumidores tienen el indicador de la batería en color verde para diferenciarse de la primera versión.

A pesar de que Samsung ha sido diligente, persiste la desconfianza en los usuarios.

A pesar de que Samsung ha sido diligente, persiste la desconfianza en los usuarios.

El portavoz añadió que en España también comenzarán a entregarse los primeros dispositivos a los clientes, mientras que en México y otros países de América Latina tendrán que esperar hasta el día 30 de este mes.

Los usuarios del Note 7 que entregaron su antiguo terminal recibirán en los próximos días un teléfono nuevo del mismo modelo y color, a menos que hayan solicitado en su lugar el reembolso del importe.

Muchos han pedido que les devuelvan el dinero que pagaron para buscar un Iphone.

Muchos han pedido que les devuelvan el dinero que pagaron para buscar un Iphone.

Esta opción ha sido la que mayormente han preferido los consumidores. De los que han participado hasta ahora en la campaña, un 37% ha preferido el dinero de vuelta. Otra cifra similar ha dicho que se comprarán un Iphone 7 y solo un pequeño porcentaje ha aceptado el Galaxy Note de nuevo.

La medida sigue a otras que ya había tomado la empresa. El teléfono fue retirado de las tiendas, desde Australia hasta Estados Unidos. La inversión de la empresa para cambiar los teléfonos ya vendidos, supera los 1.000 millones de dólares, pero su costo más alto lo está pagando en la bolsa de valores.

Desde que la compañía dio a conocer el retiro global, su capitalización de mercado ha caído en más de $10,000 millones de dólares. Samsung también retrasó el lanzamiento del Note 7 en otros mercados importantes como India.

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Los comentarios están cerrados