La unión hace la fuerza

2555

Uniéndonos en torno a una educación de excelente calidad es lo mejor, así la región Caribe seguirá por el sendero del progreso. 

Por Andrés Rodríguez Barros/Chacharero

Recientes noticias nos han llenado el corazón de orgullo y del bueno, porque la educación superior regional ha escalado importantes posiciones a nivel nacional e inclusive internacional, de los casos más reciente resaltan los de la Universidad del Cartagena, del Atlántico y recientemente de la Universidad del Norte.

Retrocediendo el casette

El vicepresidente Germán Vargas Lleras, el día de la inauguración de la Universidad del Sur, en Suan, Atlántico.

El primer caso, a finales de 2015, el entonces gobernador del Atlántico, Jose Antonio Segebre, junto al vicepresidente Germán Vargas Lleras y demás personalidades inauguraron el Centro universitario del sur, obra que costó $18.000 millones, ubicada en el municipio de Suán, sede que serviría a gran parte del sur del Atlántico como también a los municipios de Bolívar y Magdalena, instalaciones que, cabe resaltar, tiene capacidad para albergar 2.750 estudiantes. Cuenta con 6 talleres, 2 salas de audiovisuales, 2 salas de sistemas, una biblioteca y cafetería en la sede administrativa, además de bicicletas y una embarcación en la que atravesarán el río los estudiantes provenientes del departamento del Magdalena.

Universidad del Sur

Universidad del Sur, un proyecto positivo para los estudiantes del sur atlanticense y de los pueblos ribereños del Magdalena.

En dicha inauguración, Jose Antonio Segebre explicó que se trataba de una sede de la universidad del Atlántico que funcionaría en convenio con entidades como el Sena, la Esap, como también las universidades de Magdalena y Bolívar, luego que estas expresaran su interés de  vincularse por verse también beneficiados varios bachilleres de las localidades vecinas a esta nueva  sede académica.

universidad_del_atlantico-1

Complejo de la Ciudadela Universitaria del Atlántico, en la vieja vía a Puerto Colombia, en el llamado ‘corredor universitario’.

Segundo caso, a principios del presente mes (junio 2016), 5 instituciones de educación superior costeñas, entre ellas la Universidad de Cartagena seguida de la Universidad del Atlántico, Universidad de Córdoba, Universidad del Norte y Universidad del Magdalena fueron exaltadas entre  las primeras de la Región Caribe en materia de desarrollo investigativo o productividad de mayor calidad en Colombia, según el listado proporcionado por el  Observatorio de la Universidad, demostrándose una vez más que la educación superior en la Costa Caribe colombiana está avanzando a grandes pasos y en algunos casos por encima de instituciones certificadas con indices de alta calidad.

Tercer y último caso, la empresa británica QS, que realiza rankings universitarios a nivel mundial, presentó este lunes 13 junio, la última medición de las mejores instituciones de educación superior en América Latina, resultados que dejaron ver el rápido ascenso que obtuvo la Universidad del Norte, por ser la que más posiciones subió: del 80 (en la medición del año anterior), al 62, llegando al séptimo lugar a nivel nacional y la primera de la Región Caribe. Dicho ranking evalúa el desempeño de las universidades en diversos indicadores de excelencia como: reputación académica y empresarial; referencias en documentos académicos y publicaciones por facultad; calidad de las investigaciones y la docencia; el impacto internacional de los hallazgos; funcionarios con doctorados; la ‘red internacional de investigación’, que son los lazos investigativos que suma la universidad y las condiciones laborales.

Jalemos al mismo lado

Esta debe ser la consigna de todo costeño, más aún de los que somos estudiantes, docentes, egresados, funcionarios o actores de esta u otra institución, ya sea pública, privada, reconocida o no por sus estándares de alta calidad en procesos, educación o investigación, porque realmente lo importante aquí es que no nos pase lo que el libertador Simón Bolívar dijo en una ocasión ante el Congreso de Angostura el 15 de febrero de 1819 “Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia”.

La educación es la única que nos hará realmente capaces de afrontar las necesidades que día a día nos aquejan en Colombia y el mundo, poniendo todos nuestros saberes, talentos y experiencias al servicio de la sociedad, sin mirar que sea estudiante, egresado de la mejor universidad de la ciudad, del país o continente, mientras el otro quizá con mayor esfuerzo y dedicación estudia en universidad pública, corporación, instituto de la ciudad, porque definitivamente como diría el productor de televisión, Comunicador Social y docente universitario Alfredo Sabbagh «el problema no es del bate, sino del bateador».

Lo bueno o malo de cada ente lo hacemos en conjunto. Entonces, por qué polemizar en redes sociales e inclusive en las conversaciones con amigos, conocidos o familiares porque «X» universidad es la que tiene mayor número de grupos de investigación en cambio la otra no, o por el contrario, porque «Y» institución es la mejor del país.

Finalmente, quiero terminar estas lineas extendiendo una cordial invitación a todos para que trabajemos por una educación de calidad, con mayores oportunidades para la sociedad, donde unamos esfuerzos y jalemos al mismo lado, el del progreso, poniendo al servicio lo que somos, tenemos y aprendemos.

Compartir.

Acerca del Autor

Andrés G. Rodríguez Barros

Comunicador Social y Periodista (Uninorte, 2019). Locutor para radio y televisión; (AACC, 2012). Con experiencia laboral en la radio, periodismo, comunicación para el cambio social, gestión humana, liderazgo y manejo de redes sociales de diferentes organizaciones civiles, políticas y religiosas. Lideró por 7 años el Colectivo de Comunicaciones Onda Juvenil siendo autor y actual coordinador de la Cátedra Manuela Muñoz, proyecto de liderazgo y periodismo juvenil en el municipio de Malambo.

Los comentarios están cerrados