Maduro incrementa represión mientras se agrava situación venezolana

1727

Organismos de seguridad, grupos armados paralelos, servicios públicos y hasta instituciones son utilizados para “neutralizar” los llamados a protestas por parte de la oposición que exige un referéndum revocatorio.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

La marcha que la oposición convocó este miércoles 18 de mayo, dejó al menos 50 personas detenidas en distintas ciudades del país, en medio de una dura represión que incluyó  no solo a los organismos de seguridad, sino también la actuación de grupos armados paralelos –colectivos-, bloqueo de servicios públicos e instituciones del Estado.

En Caracas se vivieron momentos de convulsión y se reportaron al menos siete detenidos. Para impedir la marcha, el gobierno dispuso el cierre de al menos 10 estaciones en distintas líneas del Metro, mientras que el oficialista alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, negó el permiso de circulación a los manifestantes hasta el centro de la capital venezolana, donde se encuentra ubicada la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), meta de llegada de los opositores, quienes reclaman cumplir con el cronograma para el referéndum revocatorio.

La protesta opositora se encontró con miles de policías y militares

La protesta opositora se encontró con miles de policías y militares

La marcha en Caracas fue liderada por el excandidato presidencial Henrique Capriles y el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup.

Un elemento que se incorporó a esta nueva jornada de protesta es la actuación de los llamados colectivos, que representan la fuerza de choque de Maduro para contener las manifestaciones. Actuaron en los alrededores de Plaza Venezuela, desde edificios residenciales y según denuncias en Twitter, se pasearon “escoltados” por efectivos de la Guardia Nacional (Policía Militar).

Los estudiantes venezolanos fueron nuevamente protagonistas

Los estudiantes venezolanos fueron nuevamente protagonistas

La actuación de los colectivos también se registró en Mérida, donde dejaron heridos en las instalaciones de la Universidad de Los Andes, y en Maracaibo desde donde las imágenes se volvieron virales en las redes.

La tensión se viene agudizando en el país sudamericano desde que el pasado fin de semana, el presidente Maduro se aprobara para sí mismo un nuevo decreto de estado de excepción y de emergencia económica, con el argumento de enfrentar la aguda escasez de alimentos, medicinas y otros bienes que afecta a los venezolanos. El instrumento le da poderes especiales para tomar decisiones sin el aval de la Asamblea Nacional.

Se reportaron al menos 50 detenciones en varias ciudades

Se reportaron al menos 50 detenciones en varias ciudades

Los ánimos se han venido caldeando también, desde que el oficialismo inició una férrea campaña para sembrar la idea de que el referéndum revocatorio no se realizará, bajo la tesis de que la solicitud hecha por la oposición está fuera de tiempo. El antichavismo entregó hace dos semanas, más de 1,8 millones de firmas y aunque según el reglamento el CNE debía dar respuesta en cinco días hábiles, hasta ahora solo ha anunciado que procederá a digitalizar las rúbricas que recibió para comprobar su autenticidad, algo que los opositores consideran un mero mecanismo para dilatar el proceso.

Se agrava la situación

La animosidad de las calles venezolanas marcha paralela al agravamiento de la situación económica. Diariamente se reportan saqueos o intentos de saqueos contra mercados y contra camiones que transportan alimentos. El portal Runrunes.com, del periodista opositor Nelson Bocaranda, publicó esta semana que la inflación en abril fue de 86%, mientras que la anualizada (últimos 12 meses) escaló hasta el 397%. Por orden presidencial, el Banco Central de Venezuela no publica las cifras de índice de precios al consumidor ni de escasez.

La aguda falla de todos los productos básicos, ha incrementado las largas filas de compradores frente a comercios que expenden cada vez menos artículos. Y a pesar de la lucha del Gobierno, el mercado negro de estos bienes se ha venido incrementando con precios que multiplican 20 y 30 veces el valor de los productos. Todo esto generado por la destrucción del aparato productivo que enfrenta faltantes de materias primas originados a su vez por la falta de dólares.

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Los comentarios están cerrados