Gobernadores firman pacto por el agua en la Región Caribe

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Atlántico hará acompañamiento institucional a Sucre y Magdalena para ampliar cobertura de agua. Se reviven las ideas de Lauchlin Currie. 

Por Chachareros/Prensa Gobernación

Los gobernadores de la Región Caribe acogieron la propuesta del gobernador Eduardo Verano De la Rosa de institucionalizar los procesos que solucionarán los problemas que hay con el suministro de agua potable. El anuncio se hizo en medio del primer Consejo de Seguridad Hídrica que se realizó en Sincelejo, Sucre.

2 Primer Consejo de Seguridad Hídrica3

Primer Consejo de Seguridad Hídrica, realizado este miércoles en Sincelejo.

El gobernador del Atlántico durante su intervención recordó que en el Departamento en las últimas tres administraciones invirtió $800 mil millones y que para este cuatrienio se destinarán $400 mil millones más para lograr una cobertura del 100 % en las cabeceras municipales y un avance significativo en los corregimiento y veredas.

Aseguró que el Atlántico hará un acompañamiento a Sucre y Magdalena en sus intenciones de darle solución al problema de agua potable que existe en estos departamentos.

“Durante el gobierno de Carlos Rodado Noriega (2004-2007) se creó la Secretaría de Agua Potable y Saneamiento Básico en el Atlántico, al replicar lo que había hecho el Gobierno Nacional al crear el Viceministerio del Agua. Eso le dio una relevancia al tema y así reforzamos institucionalmente la tarea de llevar agua de calidad y hoy los resultados nos dan la razón”, indicó el gobernador Verano.

La firma del pacto del agua

Al final del primer Consejo de Seguridad Hídrica Regional se firmó el Pacto por el Agua en el que participaron, además del gobernador Verano, el gobernador de Sucre, Édgar Martínez Romero; el de Bolívar, Dumek Turbay; el presidente de la Federación Nacional de Departamentos (FND), Amilkar Acosta, congresistas y representantes de las gobernaciones de Córdoba y Magdalena.

3 Primer Consejo de Seguridad Hídrica2

Los mandatarios de Atlántico, Bolívar y Sucre firmaron el pacto del agua.

Previo a la firma de este pacto el gobernador Verano indicó que una de las soluciones al problema de La Mojana es la constitución de un acueducto regional con un operador especializado. Una alternativa que el departamento del Atlántico acogió y que dio muy buenos resultados durante su primer gobierno.

“Gracias al acueducto regional pudimos llevar agua a Piojó, un municipio que tenía más de 400 años de fundado y no contaba con servicio de agua potable. Eso lo logramos al conectar un tubo desde el tanque de Las Delicias, en Barranquilla, hasta el municipio lo que se ve en salud para los habitantes”, recordó el mandatario de los atlanticenses.

La corrupción lo ha impedido

La propuesta de Verano de la Rosa no es nueva ni es traída de los cabellos. A lo largo del último medio siglo, los pocos políticos serios, pensantes y de respeto que han tenido Sucre y Bolívar han pensado en soluciones conjuntas para resolver el grave problema de la falta de agua potable pura y confiable para el 50 por ciento de las poblaciones de esos dos departamentos, e incluso para el Magdalena.

Pero la clase política dominante en estos departamentos, por desgracia, fue una “caterva de corruptos” como bien pudiera haberlo dicho en estos tiempos Luis Carlos ‘El Tuerto’ López.

Ciertamente, tanto los políticos que dominaron el panorama en Bolívar, Sucre y Magdalena, no tuvieron casta, honradez, honestidad, visión ni el menor sentido humanitario para ayudar a los sufridos pueblos a tener unos mejores servicios público tan esenciales.

En efecto, como lo señala Verano De la Rosa, en Atlántico no solo sale el tubo desde el Tanque de las Delicias hasta Piojó, sino que ahora hay un acuerdo costero que llega más allá de Santa Verónica, surtiendo de agua potable de primera calidad a decenas de poblaciones grandes y pequeñas y, en especial, ayudando al desarrollo de los sectores turísticos.

Y no ha sido propiamente una iniciativa de la Triple A. Por el contrario, a dicha empresa la clase dirigente al frente de las administraciones le ha tenido que colocar un tábano en las posaderas para que autoricen estos proyectos de agua hacia poblaciones de baja rentabilidad, pero con un contenido social.

En el caso de Sucre, con raras excepciones, la clase politiquera se dedica a chupar la sangre del departamento robándose los dineros de presupuestos departamental y municipales, con el contubernio criminal con las autodefensas, que en Sucre fueron organizadas por la clase politiquera para tapar sus inmoralidades, hasta cuando se les creció el enano y entonces el asunto fue al revés. Los politiqueros terminaron de perritos falderos de los ‘Cadenas’ y compañía.

Ahora parece que ha cesado la horrible noche. Hay un Gobernador serio y honesto, como lo es Edgar Martínez Romero. Lo mismo que en Bolívar, Dumek Turbay, y Eduardo Verano en Atlántico. Esos tres astros de la honestidad se han alineado y cuentan con un espadachín de lujo como lo es el presidente de la Federación Nacional de Departamentos (FND), el exministro Amilkar Acosta Medina.

La historia de Currie

Estos Gobernadores, más Acosta Medina tienen el serio compromiso de traer el tubo desde Magangué para darle agua a Juanaria, San Pedro, Sabanas de Beltrán (‘Paloquemao’), Los Palmitos, Corozal, Morroa, Sincelejo, y, por qué no, Betulia, Sincé y Galeras.

Y, en forma simultánea, trabajar porque al fin se haga justicia con la subregión de La Mojana, que desde hace 60 años está esperando que le permitan convertirse en la despensa alimentaria de la Costa Caribe Colombiana, tal como lo visionó, planeó y escribió el economista y científico canadiense-norteamericano Lauchlin Currie.

A propósito de Currie, es una historia muy bonita. Él nació el 8 de octubre de 1902 en Nueva Escocia, Canadá, pero desde muy joven se fue a terminar sus estudios y a especializarse en Estados Unidos. Allí se nacionalizó y, dado su talento de economista planificador, pronto fue reclutado por el Banco Mundial, interesado en desarrollar planes para los países del tercer mundo.

En 1949 el entonces Presidente de Colombia Mario Ospina Pérez solicitó al Banco Mundial una misión de buena voluntad para que, ante todo, ayudara a hacer un plan de desarrollo como Dios manda. Y la misión vino lo más pronto posible, encabezada por Currie. Y vino para no irse jamás de Colombia. Murió en Bogotá el 23 de diciembre de 1993.

Este hombre sencillo, se enamoró tanto de Colombia, que no solo trabajó en cuerpo y alma en todos los proyectos de ley para darle soporte legal y técnico a los planes de desarrollo del país, sino que recorrió palmo a palmo todo el territorio nacional. Lo que más caminó, incluso a lomo de mula, en canoa y hasta en balsas, fue la subregión de La Mojana, de la cual predijo que algún día sería la despensa alimenticia de la Costa Caribe Colombiana, pues tenía todas las características para ello. En lo cual coincidió con lo que desarrollaron 500 años atrás los zenúes.

Verano retoma el tema

Ahora el mandatario atlanticense, de manera muy oportuna, retoma el tema para impulsarlo con la mayor voluntad. Considera que, para el caso de Sucre y Magdalena, se necesitarían alrededor de 200 millones de dólares para poder materializar los acueductos regionales y darle solución definitiva al problema del suministro de agua potable.

“Desde Magangué (Bolívar) saldría un tubo de 48 pulgadas que recorra alrededor de 60 kilómetros y suministre agua a Ovejas, Corozal y Sincelejo. Lo mismo podemos hacer desde Barranquilla y llevar agua a Tasajera, Pueblo Viejo, Ciénaga, Fundación y Santa Marta”, puntualizó el gobernador Verano.

 El caso con el Fondo de Adaptación

4 Gobernador con director de FND Y FNA

El presidente de la Federación Nacional de Departamentos (FND), Amilkar Acosta, el director del Fondo de Adaptación, Iván Mustafá y el gobernador del Atlántico Eduardo Verano De la Rosa.

El trabajo y la gestión para agilizar los trabajos de protección del Canal del Dique continúa. El gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De la Rosa, aprovechó la presencia del gerente designado del Fondo Adaptación, Iván Mustafá, en el primer Consejo de Seguridad Hídrica Regional que se realizó en Sincelejo para concretar una cita a primera hora este viernes para reiterarle el compromiso que se adquirió con los habitantes del sur del Atlántico, en iniciar las obras.

Verano De la Rosa le entregó un documento a Mustafá, quien se posesiona hoy en el cargo, en el que se hace un análisis detallado del diseño de las obras que fueron acordadas ayer con la comunidad en Santa Lucía.

“Le manifestamos al doctor Mustafá la necesidad de atender el sentimiento del pueblo. Logramos un consenso con la comunidad, diputados y los contratistas para que no haya diferencias en torno a los diseños y los trabajos, ahora lo que viene en que el Fondo Adaptación ejecute de manera rápida”, indicó el mandatario Departamental.

El gobernador del Atlántico aseguró que el trabajo con el Fondo Adaptación ha sido constante, con el anterior gerente, Germán Arce, siempre hubo diálogo y con Mustafá, desde que se anunció su nombramiento, se ha mantenido la comunicación para expresarle las inquietudes que existen en torno a esta situación.

Precisamente, este viernes, a primera hora el gobernador Verano sostendrá una reunión en Bogotá con Iván Mustafá para definir detalles en torno al inicio de los trabajos para proteger Santa Lucía. Hay que recordar que durante la reunión el supervisor de las obras prioritarias del Canal del Dique, Alejandro Orjuela, afirmó que antes de que culmine mayo estarán contratados los trabajos de colchacreto que protegerán 2.000 metros de la orilla y que se ejecutarán entre los meses de julio y septiembre.

 

Share.

About Author

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Comments are closed.

 Vulnerability scanner