Festival Vallenato 2016: las estampas que quedaron

1772

El pico entre Silvestre y Poncho Zuleta, la descalificación de Jorgito Celedón, el rock de Maná y otras curiosidades en la 49° edición del Festival de la Leyenda Vallenata. 

Por Jennifer Cabana

Vivir un Festival de la Leyenda Vallenata es un verdadero acontecimiento. Es conocer el sentimiento de todo un pueblo, vibrar con las notas autóctonas de la caja, guacharaca y acordeón. Es saborear la música sublime, romántica, melancólica y festiva que por excelencia representa a Colombia en cualquier rincón del mundo.

destacar - Copy

Los participantes luchan por ser Rey de la Leyenda Vallenata, dejando su alma en la tarima.

Del 26 al 30 de abril, miles de colombianos y foráneos se reunieron en Valledupar, Cesar, para disfrutar la 49° edición del Festival de la Leyenda Vallenata. Como siempre, este encuentro cultural enalteció el auténtico folclor vallenato, procurando la salvaguarda que recomienda la Unesco al declarar el género como Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Este año, Los Hermanos Zuleta, con 48 años de vida artística, fueron los homenajeados.

Como siempre, el festival dejó grandes estampas, momentos inolvidables en medio de alegrías, polémicas y triunfos.

Los concursos

Loraine Lara, de Sabanalarga, Atlántico, finalista en la categoría Rey juvenil.

Loraine Lara, de Sabanalarga, Atlántico, finalista en la categoría Rey juvenil.

Este año fueron 83 los deseosos de recibir el tan anhelado título de Rey Vallenato Profesional, entre ellos una mujer, un ciudadano norteamericano y un mexicano.

Dos participantes descalificados: Javier Matta, uno de los favoritos del público y quien ha quedado de finalista en años anteriores, fue descalificado debido a que su guacharaquero, Odacyr ‘El Ñeco’ Montenegro; y el cajero, Widinson Arias Martínez, llegaron tarde al llamado. No obstante, El Ñeco presentó evidencias de que habían sufrido un percance automovilístico. Se rumora que otros participantes insistieron en la descalificación generando intriga y tensiones entre los contrincantes.

Por su parte el barranquillero Wilman Castilla Anaya fue descalificado al interpretar una canción que solo podía tocar al elegirla como parte del baloto que guardaba el jurado. Precisamente fue una de las novedades del concurso, tener que tocar una canción elegida al azar.

Luego de cinco días seguidos de ardua competencia, Jaime Dangond Daza, de 34 años y proveniente de San Diego, Cesar, fue coronado como el nuevo Rey profesional del Festival de la Leyenda Vallenata. Este nuevo “gallo” tendrá la oportunidad de participar en el concurso Rey de Reyes que organiza la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata para celebrar los 50 años del evento en 2017. Solo podrán participar acordeoneros ganadores de años anteriores.

Jaime Dangond, nuevo Rey de la Leyenda Vallenata

Jaime Dangond, nuevo Rey de la Leyenda Vallenata

El cesarense lleva 8 años concursando en la categoría profesional. Es ingeniero químico y hermano de Lucas Dangond, acordeonero que acompaña al cantante de vallenato de nueva ola Silvestre Dangond. “En el vallenato nos movemos en corrientes distintas, él (Lucas) está en la tarima y yo en el patio parrandeando. Por ende, los consejos de tarima como mirar al público, moverme, transmitir y disfrutar, son todos de Lucas, quien siempre ha estado conmigo. Hasta me prestó sus acordeones”, expresó Jaime. Concluye diciendo que él seguirá en los patios porque “a mí lo que me gusta es la parranda”.

Aires interpretados por el nuevo Rey:

Paseo: Joselina Daza

Merengue: Dubis Caballero

Puya: Toca Jaime Dangond

Son: Elvirita Armenta

En segundo y tercer lugar de la categoría profesional quedaron Julian Mojíca y Omar Hernández, respectivamente.

Pedro Rueda Padilla, nuevo Rey Aficionado

Pedro Rueda Padilla, nuevo Rey Aficionado

Por su parte, Pedro José Rueda Padilla, oriundo de Fundación, Magdalena, recibió título como Rey Aficionado. “Es uno de los días más felices de mi vida, este era mi octavo año presentándome y creo que la constancia vence”, expresó el joven quien fue criado a punta de vallenato.

Segundo lugar: Daniel de Jesús Holguín Ricardo (Medellín)

Tercer lugar: Camilo Andrés Carvajal Cuadros (Valledupar)

El Rey Juvenil es el samario Alberto Ovalle, de 16 años. Cursa undécimo grado y es la cuarta vez que participa en el festival.

Segundo lugar: José Juan Camilo Guerra Mendoza (Valledupar)

Tercer lugar: Roberto Carlos Kammerer Ramírez (Villanueva, La Guajira)

Entre las finalistas  favoritas de la categoría juvenil estuvo la jovencita Loraine Lara, de 14 años, de Sabanalarga, Atlántico y cuyo conjunto fue conformado por otras dos adolescentes.

El nuevo Rey de la categoría infantil es Sergio Moreno, de 11 años y nacido en Valledupar. Expresó que admira a los acordeoneros Cocha Molina y Colacho Mendoza y que su sueño es llegar a ser Rey de Reyes.

Segundo lugar: Santiago Molina Ballestas (Barranquilla)

Tercer lugar: Juan Miguel Martínez Figueroa (Arjona, Bolívar)

En cuanto a Canción Inédita, el jurado eligió la composición “Vallenato joven”, de Everardo Armenta Alonso actual magistrado del Magdalena. Este paseo compitió entre 64 canciones finalistas y narra sobre la poesía que debe llevar el nuevo vallenato, inspirado en el viejo.

Segundo lugar: Almes José Granados Cuello, merengue, ‘Colombia es vallenato’ (Valledupar)

Tercer lugar: Wilfran Castillo Utria, paseo, ‘Donde están los juglares’ (Plato, Magdalena).

Entre las curiosidades de este concurso fue la descalificación del reconocido intérprete Jorgito Celedón, quien pese a llegar puntal quedó por fuera ya que su acordeonero Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina, no había llegado por estar en otra presentación. La canción de Celedón, una puya titulada con la puya ‘Dígalo Cantando’ fue de las más esperadas por el público.

El Rey de Piqueria es Fredy de Jesús De Ávila O’Brian (El Carmen de Bolívar, Bolívar). Pese a ser invidente mostró gran destreza en la palabra y le dio sopa y seco a su contrincante, permitiéndole la corona.

Segundo lugar: Rubén Darío Ariza Díaz (San Carlos, Córdoba)

Tercer lugar: William Enrique Castrellón Felizzola (Caracolicito, Cesar)

Conciertos de lujo

Maná ofreció un concierto lleno de emoción.

Maná ofreció un concierto lleno de emoción.

Cada noche, el Festival ofreció un espectáculo musical de altura. Uno de los conciertos más esperados fue el de la agrupación de rock mexicano Maná, quien por primera vez en Valledupar puso a vibrar al público presente en el Parque de la Leyenda Vallenata. Tocaron sus más grandes éxitos durante casi dos horas e incluyeron los temas ‘Labios compartidos’, ‘Corazón espinado’, ‘Mariposa Traicionera’ y ‘Me Vale’. Fer, el cantante del grupo entonó ‘La Gota Fría’ junto a Carlos Vives. Desafortunadamente, y por petición del grupo, solo permitieron fotos y videos de sus primeras tres canciones dejando sin evidencias a la prensa ante semejante espectáculo.

El inconfundible Poncho Zuleta le cantó y le bailó a su público, alegre en medio de su homenaje

El show de cierre del Festival fue sentido y muy entretenido. Luego de las competencias, Poncho y Emiliano, Los Hermanos Zuleta, interpretaron las mejores canciones de su extenso repertorio. ‘El Pulmón de Oro’ arrancó entonando Mi hermano y yo que fue coreado por los miles de espectadores que llenaron el Parque de la Leyenda Vallenata “Consuelo Araújo Noguera”. Con suma emoción Poncho recorrió toda la tarima saludando, bailando y tirando besos a todos sus seguidores. Los hermanos acompañados por su conjunto, interpretaron éxitos como Así fue mi querer, Lucero Espiritual, Orgullosa y La creciente del Cesar.

En medio del concierto, representantes de Sony Music entregaron un reconocimiento a los juglares por sus 48 años de vida artística. Al agradecer el gesto Poncho preguntó bromeando “¿y el cheque? Yo pensé que el cheque venía pegado detrás del cuadro”, causando risas y hasta un coro por parte del público reclamando el dichoso cheque.

Seguidamente fue el turno de Silvestre Dangond y el esperado concierto de reencuentro junto al acordeonero Juancho de la Espriella con quien inició su carrera e interpretó sus más grandes éxitos durante una década. El pasado, 30 de abril, luego de cuatro años de separación, los artistas realizaron un emotivo concierto pasando por sus más conocidas canciones. La colegiala, Me la juego toda del recordado Kaleth Morales, A blanco y negro y Me gusta, fueron algunos de los temas.

El momento cumbre del concierto y de la noche fue cuando Poncho, con varios tragos encima, salió a cantar Materialista, el éxito más reciente de Silvestre. Abrazaba efusivamente al joven cantante, evidentemente emocionado por su noche de homenaje, hasta que empezó a acurrucarle los labios demandándole un beso en la boca. “Él me está pidiendo un beso en la boca hace rato, pues vamos a darnos un piquito tío”, dijo Silvestre al público y seguidamente le dio el pico a Poncho, causando sin lugar a dudas asombro y carcajadas.

Pese a las diversas reacciones que ha generado el “pico”, fue (en mi opinión) un gesto de cariño, acompañado por emoción y, porque no, los traguitos extras que se había tomado Poncho.

Choquibtown, reconocida agrupación del Pacífico colombiano, fueron los últimos en presentarse y a eso de las 4 de la madrugada empezaron a cantar ¿De dónde vengo yo?, Calentura, Hasta el techo, Salsa & Choke, entre otros. Carlos Vives, quien se presentó durante tres noches de espectáculos, cantó junto a los chocoanos El mar de sus ojos en medio de la lluvia que despidió la noche.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Jairo Castro Acosta

Licenciado en Matemáticas, egresado de la Universidad de Sucre y docente de la Institución Educativa San Marcos del municipio del mismo nombre, oriundo de Santiago Apóstol, corregimiento de La Villa de San Benito Abad. El menor de los cuatro hijos de Mirian "La niña millo" Acosta, nieto de Ayda "La Orozcana" Acosta y padre de Elizabeth.

Los comentarios están cerrados