Leo Castillo va con su poesía a leer en Medellín

1350

Este poeta barranquillero tiene las instrucciones para complicarse la vida. Lo invitan al Festival más importante de Colombia y no va a leer; él va a leerlos.

Entrevista Por Jorge Sarmiento Figueroa

Leo Castillo, autor de Instrucciones para complicarme la vida (poesía), Labor de Taracea (novela) Convite y Al alimón Caribe (cuentos); Historia de un hombrecito que vendía palabras (Fábula); El otro huésped y De la acera y sus aceros (poesía).

Leo Castillo, autor de Instrucciones para complicarme la vida (poesía), Labor de Taracea (novela) Convite y Al alimón Caribe (cuentos); Historia de un hombrecito que vendía palabras (Fábula); El otro huésped y De la acera y sus aceros (poesía).

Leo Castillo dio el vuelco total cuando dejó de ser observado. Después de los tiempos en los que era seguido para un documental y los demás exclamábamos: «¡¿Viste a Leo Castillo?!», él se refugió en la callada patria de las letras. Abandonó las calles, rodó fugazmente por las luces que lo observaron y pasó a habitar su nueva tierra. En esto podría compartir fronteras con Bei Ling, pero el chino lo hizo en defensa del pueblo, este lo hizo defendiéndose de todo.

Ahora Leo Castillo sale, se pasea por la poesía sin cortar una sola flor. Sin echárselas encima. Y de Medellín lo llaman para invitarlo a leer y a hablar de los Malditos. El Festival Internacional de Poesía en la capital antioqueña será en junio (18 al 25). Él dice que sí va, pero más que leer y hablar dice que va para leerlos, para admirarse, para hacer lo que él como poeta cree que está llamado a hacer. Por lo menos para complicarse la vida. Al menos eso es lo que indica el autor del Manual.

¿Qué es el Festival internacional de poesía de Medellín según la mirada de Leo Castillo?

No puedo aventurar una descripción específica del tremendo Festival de poesía de Medellín; tengo entendido que es el segundo más populoso en el mundo actualmente, me parece que luego del Macedonia, lo que sin discusión constituye un prodigio en un país donde no se lee, donde hay muchos más “escritores” que lectores y la disputa por la figuración, de la que me mantengo cuidadosamente al margen, alcanza connotaciones repugnantes. No estuve en anteriores ediciones de este evento, al que asisto luego de más de treinta años de haber consagrado mi existencia a la poesía, a la literatura. Probablemente no soy invitado con la frecuencia que otros de mi entorno a figurar en antologías, ediciones y eventos debido a que no sé promocionar mi trabajo de manera distinta que exigiéndome dignidad estética y ética en cada línea imbuida de mi sensibilidad ante cada cosa del mundo, del espíritu, del arte que me convoca y suscita un sentimiento y luego parece que no son éstos requisitos para aparecer en la mayoría de estas acciones. Soy un trabajador empecinadamente solitario de mis emociones, asombros, mis sueños y mi irritación ante los estímulos de la vida.

¿Qué significa para Leo Castillo la invitación al Festival?

La ocasión de escuchar otras voces de otros ámbitos. Soy primero lector, de los libros y de la vida, que escritor. Me cuesta un gran esfuerzo desprenderme de la lectura de brillantes páginas para escribir mis ejercicios personales de admiración. La admiración es uno de los motores que movilizan mi escritura, admiración por cosas que a ojos del común son comunes y que revisten una fuerza suscitativa irrefragable para mí. Sin esta maravillosa suscitación sencillamente soy incapaz de escribir. Significa la ocasión de cumplir la misión social de mi escritura: hallarse en confabulación creativa, sensible y transformadora de la realidad con un lector. El sentido personal del acto de creación es sucedido por esta función social siempre, jamás precedido. No sin inocente sorpresa tardía descubro que la mayoría de los que escriben proceden de manera inversa: su afán es la fama, el reconocimiento público de su necedad.

¿En qué consiste su participación?

Daré recitales de mi poesía, teniendo definido además que dictaré una conferencia sobre poesía francesa del siglo XIX, específicamente sobre los denominados Malditos. Espero modificar la visión que acerca de esta interesante posición del acto creativo y posición ante la sociedad y sus valores burgueses entraña la poesía Maldita, su ética intransigente y el inmenso sacrificio y valentía que demanda escribir à rebours de la obsecuencia, la costumbre y el interés pedestre, desdeñando, e incluso desafiando, la hipocresía y vanidad de los patrones sociales vigentes en el tiempo y espacio de la creación literaria.

La programación de mis intervenciones es ésta: DOMINGO 19 JUNIO 4:30 p.m. Pequeño Teatro. Carrera 42 # 50A-12. Fatima Vélez (Colombia), Ali Al Hazmi (Arabia Saudita), Leo Castillo (Colombia), Duna Ghali (Irak). 5:00 p.m. Parque de los Deseos. Calle 71 # 52-30. Música: Julián Guerrero, Laura Narváez (Colombia), Deeb (Egipto), Dane TS Hawk (Dinamarca), Gcina Mhlophe (Suráfrica). MARTES 21 4:00 p.m. Casa de la Cultura del Corregimiento de San Antonio de Prado. Carrera 9 # 11-16. Leo Castillo (Colombia), Aicha Bassry (Marruecos), Samm Monro (Zimbabue). MIÉRCOLES 22 3:00 p.m. Museo de Antioquia. Sala del Concejo. Calle 52 #52-43. Conferencia de Leo Castillo (Colombia): Los poetas malditos. JUEVES 23 6:00 p.m. Municipio de Copacabana. El balcón de los Sueños. Ciudadela Educativa Cultural y Ambiental “La Vida”. Leo Castillo (Colombia), Samir Delgado (España), Dane TS Hawk (Dinamarca). VIERNES 24 6:30 p.m. Centro Comunitario Mario Montoya. Manrique-Guadalupe. Carrera 42B # 94-49. Sore Snid Berrío (Colombia), Mikeas Sánchez (Nación Zoque, México), Leo Castillo (Colombia), Juliane Okot Bitek (Uganda).

¿Qué expectativas tiene de la experiencia que vendrá?

Entrar en conocimiento de dos o tres autores de valía con quienes pudiera tener la suerte de coincidir durante las presentaciones. Dar un abrazo agradecido a la persona de Fernando Rendón, director del Festival y a su equipo. Conversar, intercambiar mis libros e impresiones acerca del que Gabito denomina el más bello oficio del mundo. Observar, enriquecerme un poco más cultural, intelectualmente.

 

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Editor general de Lachachara.co y gestor de proyectos de la Fundación La Cháchara. Ejerce el oficio periodístico desde niño, combinado en la actualidad con la docencia universitaria, asesorías en comunicación para personas y organizaciones. También practica manifestaciones artísticas como la poesía, la pintura y la realización audiovisual. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3182484320

Los comentarios están cerrados