Murió el niño wayúu Pedro Sereno

1326

Es el quinto menor de esa etnia que muere en Barranquilla en lo que va de 2016.

Por: Francisco Figueroa Turcios

IMG-20160303-WA0005

Andreina Velásquez Epiayú, madre del niño Pedro Sereno

El niño wayúu Pedro Sereno Velásquez, de dos años de edad, murió la mañana de este lunes en la clínica Reina Catalina, a raíz de una fuerte desnutrición. En las últimas semanas lo afectó una severa neumonía.

Pedro es el hijo menor de Andreína Velásquez Epiayú, quien hace ocho días se desmayó en la puerta de urgencias de la Clínica Reina Catalina. Ella y su hijo estaban internos por presentar signos de desnutrición. Andreína de 22 años de edad, quien tenía dos hijos, Jorge Luis (4 años de edad) y Pedro (2 años de edad) tiene seis meses de estar  embarazada. Desde el miércoles 24 de febrero está en Barranquilla acompañando a su hijo menor, Pedro, quien padecía de  desnutrición y además neumonía, por lo que estaba en la Unidad de Cuidados intensivos en la Clínica Reina Catalina.

Al igual que las otras madres de los niños Wayúu, debe dormir en las bancas de las recepciones de las salas de urgencia de las clínicas donde están sus hijos hospitalizados y se alimentan de la caridad pública, ante la carencia del apoyo del Estado (Oneida Pinto, gobernadora de La Guajira prometió la presencia del Secretario de Salud, Stevenson Marulanda, en Barranquilla, para apoyar a los niños wayúu y a sus familiares, y ha brillado por su ausencia) y de las EPS que según el fallo de la Corte Constitucional deben pagarle el transporte y viáticos a pacientes y sus acompañantes.

Un golpe letal

FullSizeRender (5)

Andreína Velásquez Epiayú

La noticia de la muerte de su hijo, Pedro, ha sido un golpe letal para Andreína Velásquez Epiayú. Su esfuerzo de alimentarse de la caridad pública y dormir en las bancas de la recepciones de las salas de urgencia de las clínica Reina Catalina donde estaba su hijo hospitalizado, no sirvió de nada porque debe regresar a su ranchería con las manos vacías.

Ahora deberá recuperarse de este duro golpe que le da la vida, para asumir el compromiso del hijo que está en su vientre y de Jorge Luis que tiene cuatro años de edad.

«Nadie vino a preguntar por nosotros ni por la situación de mi hijo Pedro. Todo fueron sólo promesas» sentenció Andreina Velásquez .

Jorge Sereno, esposo de Andreína, está prestando el servicio militar para poder obtener la libreta militar y así buscar un trabajo de vigilante. Él trabajaba de mototaxista, pero solo le pagaban 10 mil pesos, que no alcanzaba para nada, por eso decidió prestar el Servicio Militar. Lleva dos meses de estar prestándolo en Albania.

Tanto Ageidis Guariyá, Doris González y María Ariana, indígenas wayúu, quienes también tienen sus hijos hospitalizados por problema de desnutrición, les preocupa la situación por se les podría repetir la historia de Andreina Velásquez Epieyú, de recibir en cualquier momento la noticia de que sus hijos murieron.

Con el fallecimiento de Pedro Sereno Velásquez, son cinco los  niños wayúu muertos en Barranquilla, y la indolencia de las autoridades está a la orden del día.

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Los comentarios están cerrados