Por qué el Estado Islámico odia a Francia

3292

El Isis se apoya en razones militares, culturales e históricas, para justificar sus ataques en París. ¿Será? 

Resumen Chachareros, apoyo de AFP y EFE

 “Golpea su cabeza con una roca, o mátalo con un cuchillo, o atropéllalo con tu coche, o empújalo desde un lugar elevado, o asfíxialo, o envenénalo”.

2 16 nov amenazas

El mundo islamita parece haber enloquecido con su odio visceral a Occidente.

Así fue como, en septiembre de 2014, el portavoz oficial del Estado Islámico, Abu Mohamed Al-Adnani, ordenó a sus partidarios que ejecutaran a “todos los descreídos” occidentales. Y añadió una curiosa apostilla: “Especialmente, los sucios y despreciables franceses”.

Cuatro meses después, la redacción de Charlie Hebdo (un periódico de humor satírico) y un supermercado judío de París eran víctimas de ataques, a los que luego sucedieron la decapitación de un empresario en Lyon y el ataque frustrado en un tren de alta velocidad que viajaba de Ámsterdam a París, y ahora el atantado en cadena de este viernes que ha sacudido de nuevo la capital francesa.

5 16 nov rostros de dolor en Paris

Mientras el terrorismo hace sus locuras, el dolor colectivo en Francia une a todas las colectividades.

¿Qué incita al Estado Islámico a ensañarse con Francia? Según la fiscalía de París, los terroristas que asaltaron el Bataclan justificaron su violencia por la implicación francesa en la coalición que golpea los bastiones yihadistas en Oriente Próximo. Pero la retórica del contraataque militar tiene matices. Para el geógrafo Fabrice Balanche, especialista en Siria y director del Grupo de Estudios del Mediterráneo y Oriente Medio en la Universidad de Lyon, ese argumento es “parcialmente contradictorio”, ya que Francia ha sido, hasta la fecha, el país occidental menos hostil a los sunitas y el más duro con Bachar el Asad. “París ha apoyado a la oposición política en Siria, ha armado a algunos grupos rebeldes y se ha mostrado inflexible en la lucha contra El Asad, mientras otras capitales europeas moderaban sus posturas”, sostiene Balanche. “Además, el 95% de los ataques aéreos contra el Isis (el estado islamista por sus siglas en ingles) en Siria e Irak son iniciativa de estadounidenses”. Francia, que no empezó a bombardear los feudos del Isis hasta septiembre de 2015, sería responsable de solo un 4% del total de esas ofensivas.

Un ataque a la tolerancia

4  16 nov Hollante silencio po las víctimas

El presidente Hollande ha recibido la solidaridad absoluta del pueblo francés.

Políticos, historiadores y otros expertos coinciden en que existen razones que van más allá de lo puramente militar. “Se trata de un ataque a nuestros valores. No solo los de Francia, sino los de todos los países que comparten la fe en la democracia, la tolerancia y el valor del ser humano. Se trata de una embestida contra los valores de la Ilustración del siglo XVIII, contrarios a su visión totalitaria del mundo”, afirma el exministro socialista Jack Lang, que preside el Instituto del Mundo Árabe en París. “Atacan a todo Occidente, pero Francia es un país especialmente simbólico, no solo por nuestra firme participación militar en Siria, sino por ser el lugar de la Revolución de 1789 y del Siglo de las Luces”.

Un país laico, flanco de fanatismo

En los ataques orquestados contra Francia, esa dimensión simbólica no es nada secundaria. “El apego de los franceses a los valores republicanos, especialmente el laicismo, es algo que contraría al islam radical, incluido a sus partidarios residentes en Francia. Es un argumento recurrente, que permite movilizar mejor en su entorno”, afirma Jean-Charles Brisard, consultor internacional en terrorismo y experto sobre la financiación de las redes yihadistas, tras haber sido asesor de distintos Ejecutivos conservadores en los noventa. Según Brisard, la ley contra el velo islámico en escuelas y sedes de la Administración francesa, aprobada en 2004, marcó un punto de inflexión.

“Francia es el país al que más apunta el ISIS, por defender un sistema de valores en las antípodas del suyo”, concede Balanche. “Pero también por ser el país que más yihadistas proporciona. Serían 600 en Siria e Irak, según datos del Ministerio del Interior, pero más de 2.000, según fuentes no oficiales de los servicios de información. Todos ellos son susceptibles de volver al territorio francés para perpetrar atentados”, precisa. “Con sus ataques, el ISIS intenta provocar que se estigmatice a la población musulmana que vive en Francia, como pasó tras el atentado a Charlie Hebdo. Pretenden que esa población se diga que no vale la pena integrarse en este país, donde existen muchos problemas de integración, y se termine radicalizando”.

El politólogo Gilles Kepel, gran especialista francés en el mundo árabe, tiene la misma opinión. “Lo que desea el Estado Islámico es provocar la guerra civil”, explicó el sábado a Le Monde. Según Kepel, el ISIS pretendería provocar “el linchamiento de musulmanes, los ataques a mezquitas y las agresiones a mujeres con velo, para provocar así una guerra entre enclaves que siembren el fuego y la sangre en Europa, percibida como el punto flaco de Occidente”. Para el politólogo, el pasado colonial del país tampoco es ajeno a la violencia islamista de la que ha sido víctima en los últimos años. “Recordemos que Mohamed Merah mató a los alumnos de la escuela […] de Toulouse el 19 de marzo de 2012, en el 50º aniversario del alto al fuego de la guerra de Argelia”, recuerda el politólogo.

Además, Francia firmó, junto al Reino Unido, el llamado acuerdo Sykes-Picot, que en 1916 permitió desmantelar el Imperio Otomano dibujando distintos países de fronteras artificiales. Por ejemplo, Siria e Irak. Así, París sería responsable de haber puesto fin al sueño del califato perdido, la oumma (o comunidad de creyentes) que quedó abolida cuando el imperio cayó definitivamente en 1924. El Isis juega con ese fantasma entre sus partidarios, defendiendo la emergencia de un nuevo imperio islámico que deje atrás las fronteras actuales, consideradas coloniales por el grupo terrorista.

Amenaza con nuevos ataques

3 16 nov tributo a las víctimas

Conmovedor tributo a las víctimas inocentes de un demencial ataque de suicidas islamitas.

El grupo terrorista asegura en un vídeo que Washington es su principal objetivo. El grupo terrorista amenaza a la coalición antiyihadista. El Estado Islámico (Isis) ha anunciado en un nuevo vídeo que pretende atentar contra Washington. La organización amenaza a los países que participan en la coalición antiyihadista que bombardea Siria con correr la misma suerte que Francia, donde 129 personas fueron asesinadas por un atentado terrorista reivindicado por el ISIS.

Un hombre ataviado con turbante y presentado como Al Garib, el Argelino, es el encargado de transmitir el mensaje: “Le comunicamos a los Estados que toman parte en la campaña de los cruzados que, por Dios, os llegará un día como el de Francia, e igual que golpeamos a Francia en su corazón, golpearemos a Washington en su centro”.

La veracidad del vídeo, que se ha colgado en las páginas que suelen utilizar las células de propaganda yihadistas, no ha podido ser confirmada. El Gobierno francés ya ha anunciado que los atentados no detendrán sus ataques aéreos en Siria. De hecho, varios cazas franceses lanzaron este domingo su ataque más importante sobre el feudo yhadista de Raqa.

Francia repele

Los ataques de París se apoderaron de la décima Cumbre del G20 desde el primer minuto, que los líderes de los países ricos y emergentes pasaron en silencio para recordar a las víctimas. La cumbre, que comenzó este domingo en Antalya (Turquía), se transformó en un apresurado debate sobre cómo elevar los controles en fronteras y aeropuertos para neutralizar amenazas terroristas. En el frente militar, EE UU anunció que trabaja con Francia para “aumentar la intensidad de los ataques aéreos” contra el Estados Islámico (Isis, por sus siglas en inglés).

París acerca a Obama y Putin

Vladímir Putin está acostumbrado a ser el protagonista de las últimas cumbres del G20. Lo fue en la anterior, en Brisbane (Australia), que se apresuró a abandonar ante las críticas por la incursión rusa en Ucrania. Y, tras los atentados de París, lo es en ésta, donde el objetivo de la UE y EE UU es convencer a Rusia, aliada del régimen de Bachar el Asad, de que concentre sus ataques en el Estado Islámico, y no en la oposición moderada al régimen sirio.

A falta de acuerdos, valen los símbolos. Putin y el presidente de EE UU, Barack Obama, escenificaron en la cumbre un acercamiento con una cita improvisada, de una media hora de duración según la delegación rusa. Un portavoz de la Casa Blanca la tildó de “constructivo”.

Por su parte, París ya ha iniciado una intensa ofensiva de bombardeos sobre la ciudad siria de Raqa, la autoproclamada capital de los yihadistas. Francia ha lanzado un ataque masivo sobre un campamento del grupo terrorista cerca de Raqqa. Fuentes del ministerio francés de Defensa indicaron que en total se lanzaron una veintena de bombas desde diez cazas, un ataque de mayor envergadura de los que hasta ahora venía haciendo la aviación francesa en Siria.

“El principal interés del G20 suele ser la economía, pero los tristes incidentes [del viernes]nos muestran que no podemos ignorar la relación entre la economía, la política y la sociedad”. Las palabras con la que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, abrió la cumbre de las 20 mayores economías avanzadas y emergentes trataban de reconciliar el hecho de que este foro lleva meses preparándose en torno a asuntos económicos, migratorios y medioambientales, con la urgencia de encontrar maneras de reforzar la seguridad frente a la amenaza del terrorismo.

“Espero que esta cumbre del G20 sea un momento histórico para la lucha contra el terrorismo y la crisis de los refugiados”, añadió Erdogan, “el mundo tiene sus expectativas puestas en nosotros”. Por lo pronto, los líderes del G20 han decidido plasmar el resultado del debate en un comunicado aparte del que habitualmente publican al cierre de la cumbre, que tendrá lugar este lunes.

En el borrador del comunicado en discusión, el grupo de países avanzados y emergentes plantea la necesidad de redoblar los controles en fronteras y aeropuertos para evitar nuevas acciones terroristas, como las que se atribuye el ISIS.

Además del ataque múltiple en París, que ha acabado con la vida de 129 personas, en el último mes también hubo un atentado terrorista en Ankara contra una marcha organizada por grupos prokurdos, que dejó 102 muertos. Y un avión ruso explotó en el aire tras salir de Egipto (224 víctimas), en lo que los servicios de inteligencia occidentales consideran otra acción terrorista del Isis.

Ante la escalada de atentados, los Gobiernos occidentales se plantean la necesidad de una intervención más decidida en la guerra de Siria, donde combaten el ISIS, las milicias kurdas, lo que la Unión Europea (UE) y Estados Unidos (EU) califican de “oposición moderada” y el régimen de Bachar el Asad, junto a milicias chiíes afines y combatientes iraníes y libaneses.

Nuevos apoyos

En una entrevista con la cadena NBC desde Antalya, el asesor adjunto de seguridad de la Casa Blanca, Ben Rhodes, aseguró que EU trabaja con Francia para intensificar los ataques aéreos contra el Isis en Siria.

“Está claro que tenemos que esforzarnos más, parte de lo que estamos haciendo aquí es buscar contribuciones adicionales para ayudar a repartir la carga de esta operación”, indico Rhodes, “Francia es nuestro aliado en las operaciones que desarrollamos en Irak y Siria, y está claro que quieren incrementar sus esfuerzos”.

El asesor de la Casa Blanca adelantó que “en los próximos días se aumentará la intensidad de los ataques para dejar claro al ISIS que no tienen ningún santuario”. Y aseguró que la estrategia de suministrar armas a los que combaten al ISIS sobre el terreno “parece estar dando resultados”, en alusión a los avances de la milicias kurdas.

En una reunión con Erdogan previa al inicio de la cumbre, el presidente de EU, Barack Obama, insistió en el mensaje: “Estados Unidos y sus aliados redoblarán sus esfuerzos para encontrar una solución pacífica en Siria y evitar que el Isis perpetre más ataques como los de París”.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados