La Virgen del Carmen prendió la rumba un jueves

1284

Los festejos se realizaron con el estridente ruido de la pólvora, música a todo timbal y abundante licor. Dos heridos al quemarse taxi. 

Por Chachareros

2 Homenaje de La Libertad a la Virgen del Carmen

Luis Pulido, Fernando Fiorillo Jr., la alcaldesa Elsa Noguera, Javier De la Hoz, el director de La Libertad don Roberto Esper y Claudia Cuello.

Desde muy temprano Barranquilla se avivó para celebrar este jueves 16 de julio el día de la Virgen del Carmen, con sobredosis de pólvora que tronaba por todas partes envuelta en cohetes, voladores, castillos multicolores y algo más, así como abundante licor y música a todo timbal.

En medio de tanta algarabía y locura, hubo recogimiento y fe, en una misa tempranera a la cual asistió la alcaldesa Elsa Noguera, quien en la plaza de la iglesia de la Virgen del Carmen acompañó al director del diario La Libertad, Roberto Esper Rebaje, al homenaje que este periódico rinde todos los años a la santa cumplementada.

Las autoridades reportaron que, con excepción de dos heridos al quemarse un taxi en Malambo, no hubo mayores casos que lamentar, debido al control que se ejerció por parte de la Fuerza Pública, Secretaría de Movilidad y patrulleros de la Defensa Civil.

Alfonso Miranda, sacerdote que ejerce como párroco de la iglesia del Carmen, indicó que cada año hay mayor fervor por esta santa, la patrona de los conductores, navegantes de río y mar, camioneros, policías y gruesos sectores de la comunidad en general.

3 Alfonso Miranda, párroco de la iglesia del Carmen

Alfonso Miranda, párroco de la iglesia del Carmen.

En las inmediaciones de la iglesia y en el parque de enfrente hubo toda una feria de amuletos, escapularios, estampitas, manillas, camisetas y toda suerte de recordatorios con la imagen de la Virgen del Carmen.

Pero, ¿por qué tanta devoción colectiva por esta virgen? El sacerdote Miranda sostiene que es por la confianza que en ella tienen conductores, pescadores, taxistas, camioneros, marineros y gentes de todas las profesiones y actividades.

Demetrio Pérez, que maneja un viejo camión desde hace 30 años asegura que “mi fe en esta virgencita me ha cuidado durante todos estos años de un accidente. Jamás me ha pasado nada. Y mire, yo la cargo bien grandecita en un rinconcito de la cabina de mi camión”.

El taxista Enrique Pertúz confía “ciegamente en la Virgen del Carmen desde la noche en que me quedé sin frenos viniendo de Puerto Colombia, en esa subida a la llegada a Barranquilla. Le cuento que yo no sabía si tirarme del carro o estrellarme contra un poste de la luz. En medio del desespero se me vino a la mente la imagen de la Virgen del Carmen y le dije: ‘virgencita bendita, si me ayudas a salir bien de esta emergencia, te prometo que todos los años iré a misa en tu iglesia y haré que el padre le derrame agua bendita a mi carro. Vea usted, y como un verdadero milagro, el carro rodó suavemente hacia un bordillo y allí lo apagué. Revisé el depósito del líquido de freno, y estaba seco. Lo llené y así llegué hasta la casa, porque era la bomba de los frenos la que estaba dañada”.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados