La San Martín acabó con la vida de su fundador

1314

Tenía el beneficio de casa por cárcel por padecer una grave enfermedad. Un ejemplo de lo que no deben hacer los rectores de esas fundaciones. 

Por Chachareros/Y El Tiempo

Mariano Alvear, fundador de la Universidad San Martín, es el doloroso ejemplo de lo que no deben hacer los rectores de estas fundaciones sin ánimo de lucro que se sacan de la manga de la camisa una universidad.

3 San Martín

Los alumnos de la Costa Caribe fueron quienes más sufrieron la administración caótica de la Universidad San Martín.

En el caso de Barranquilla hay más de un centro académico convertido en un fortín político en forma descarada. Otro es un entronque familiar que destinan millonarias sumas a vivir en palacetes con dos y tres piscinas, seis carros último modelo y viajes de meses por medio mundo. Al revés, los pobres alumnos de esas universidades pasan las de sanquintín para pagar un semestre que cada vez es más caro.

Estas fundaciones de fachada se han convertido en una empresa familiar que en muy poco, por no decir que en nada, beneficia a los estudiantes, como es su deber y su razón de ser dada su condición de Fundaciones Sin Ánimo de Lucro.

Examinan su cadáver

La Fiscalía adelanta diligencias para inspeccionar el cadáver en su mansión de Girardot, donde le habían tenido que imputar cargos porque sus problemas de salud le impedían salir de allí. Tenía detención domiciliaria desde el pasado 6 de marzo.

Alvear fue señalado por la Fiscalía y las autoridades de educación como la cabeza de una organización familiar que defraudó las finanzas de la Universidad San Martín. Esta institución enfrenta hoy una dura crisis económica y académica que llevó a la intervención del Gobierno.

¿Quién era Alvear?

1 Mariano alvearjo

Mariano Alvear, fundador de la San Martín, quien falleció este lunes.

De familia Siria, Mariano Alvear Sofán nació en Montería en 1939, y hasta hace 10 años se pavoneaba orgulloso entre políticos y académicos como el artífice de un próspero negocio que facturaba 120.000 millones de pesos al año y solo exigía 40.000 millones para su funcionamiento.

Él y su esposa Gloria Orozco alcanzaron a reclutar a más de 26.000 alumnos en 21 sedes (incluidas las de Panamá y Brasil) y a abrir 17 facultades. Amasaron una fortuna que materializaron en haciendas y apartamentos de lujo, carros de marca, propiedades en Aruba y en extravagancias, como un cristo de oro de 18 centímetros y 21 esmeraldas que Alvear, de 76 años, portó hasta su muerte.

Antes del escándalo, le fueron ubicadas 15 empresas con activos por 100.000 millones de pesos. También, inversiones en ganado Brahman y Angus. Se calcula que tienen 5.000 reses en fincas de Chocontá, Montería y Suesca. Y decenas de bienes en Colombia, Aruba y Panamá.

Hasta el 2005, eran los líderes de una próspera empresa educativa, pero ese año las cosas cambiaron. A Gloria Orozco le diagnosticaron cáncer y, paralelamente, el clan empezó a gastar desaforadamente y a incumplir compromisos académicos y laborales que desencadenaron decenas de demandas y denuncias. Hoy, sobre los Alvear, algunos bienes y su fundación, pesan más de 600 demandas y 5.000 millones de pesos en sentencias por deudas.

“Gloria mantenía las cuentas en orden y se ayudaba con José Santiago, su hijo, al que Alvear adoptó. Pero, desde su enfermedad, la plata se empezó a desviar a empresas satélites que crearon para prestarle todo tipo de servicios a la fundación. Hacían hasta los uniformes de los estudiantes”, según contó uno de los amigos de los Alvear. Pero, un domingo de enero del 2010, Gloria Orozco murió y los problemas se agudizaron. Su hijo José Santiago, rector de la sede en Barranquilla, fue sacado del Plenum (consejo directivo) por pedir que abrieran la sucesión de su madre y se indagara sobre los medicamentos y atención que recibió. La enterraron el mismo día y un sobrino médico de Alvear firmó el acta de defunción. En los años 90 pasó algo similar con Mariano Jr., hijo de la pareja, quien murió al caer de un piso alto.

A Alvear lo quejaba un cáncer y ahora su hijo Martín, el consentido, heredará lo que quedó el imperio y, también, los líos jurídicos.

La investigación en su contra

Durante la audiencia de la imputación de cargos, la Fiscalía lo señaló de ser responsable de 14 fraudes procesales, 14 falsedades materiales, 17 fraudes a resolución judicial, estafa en la modalidad de delito masa, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.
La Fiscalía asegura que la plata de la universidad fue a parar a países como India, Luxemburgo, Taiwán, Corea del Norte, México, Islas Caimán, Estados Unidos, Alemania, Panamá y Rusia.

2 San Martin y Parody

Las huelgas fueron continuas por culpa de las deficiencias en la San Martín. Y hasta Gina Parody llevó del bulto.

Por tratarse de una fundación, se supone que los dineros manejados por la San Martín no pueden ir a los bolsillos de nadie, sino que deben reinvertirse en la educación de sus estudiantes. La hipótesis de la Fiscalía es que, en cumplimiento de una estrategia coordinada por Alvear Sofán, esa plata se movió con el propósito de burlar las restricciones sobre las fundaciones educativas y para evitar el pago de préstamos bancarios, acreencias laborales y hasta impuestos.

En esa estrategia fue clave el Fondo para el Fomento de la Educación, que habría usado como plataforma para las multimillonarias operaciones. Ese fondo aparece comprando propiedades de la San Martín sobre las que pesaban embargos judiciales que fueron levantados con trampas. Ya hay documentados negocios de este tipo sobre bienes avaluados en 17.000 millones de pesos. (Lea también: ‘Dueño de la San Martín no responde, por su crítico estado de salud‘).

La investigación se extiende a varios de los familiares de Alvear Sofán que aparecen como representantes legales de varias de las empresas por las que habrían pasado los recursos que, según la Fiscalía, fueron desviados y con los que se compraron millonarios bienes.

Compartir.

Acerca del Autor

admincha

Los comentarios están cerrados