Ismael Cala trajo a Barranquilla un mensaje que caló

1435

El exitoso presentador de CNN en español viaja compartiendo su experiencia de vida como medio para ayudar a los demás a transformarse.

Por Jorge Sarmiento Figueroa – Editor General

CNNE Miami Anchors On SetTiene 45 años y el sublime donaire del éxito. No parece que este hombre que sale en la televisión más poderosa del mundo occidental, la cadena de noticias CNN, en este caso en su versión en español, estaba hace menos de dos décadas preguntándose cómo hacer para salir de Santiago de Cuba, la ciudad natal en la que su predestino lo tenía amarrado a una historia familiar de esquizofrenia.

“Cuando Claudia Patricia Janiot (periodista colombiana con 20 años en CNN) me preguntó qué era lo más difícil que había tenido que vencer para llegar a CNN, yo le contesté que habían sido las voces que me tenían aprisionada la mente”. Ismael Cala no oculta los problemas de su vida personal en el desempeño de su vida profesional. Al contrario, los usa como potencia para su crecimiento, como una fórmula para alcanzar logros.

Vino por veinticuatro horas a Barranquilla. El pasado 22 de abril. Invitado por la Universidad del Norte en la celebración de los cuarenta años de su Centro de Educación Continuada. La agenda de Cala incluyó un recorrido por las instalaciones, una reunión con el rector Jesús Ferro Bayona, un encuentro privado con periodistas, un almuerzo y una conferencia para más de mil invitados especiales en el Coliseo de la Universidad. Su agenda de actividades tuvo el mismo nombre de su más reciente libro ‘El poder de escuchar’.

“Cuando estamos haciendo una entrevista televisada o simplemente conversando con alguien, a veces no nos damos cuenta que muchos pensamientos se nos pasan por la mente y nos impiden hacer completo el acto de escuchar. Eso es parte de nuestro ego. La clave es aprender a hacer conscientes esos pensamientos y poner nuestro ego como testigo de nuestra vida, y no como protagonista”, dijo Cala con una fluidez abrumadora de palabra durante su conferencia de la noche. Él sabe en carne propia lo que es tener pensamientos que pasan por la mente hasta llegar a niveles de aturdimiento. Su experiencia la compartió sin tapujos con los invitados, la escribió en su libro y la cuenta en los talleres que da a nivel internacional y que lo tienen ahora trabajando junto a pensadores contemporáneos de gran renombre como Deepak Chopra.

Esta imagen de su familia aparece en la presentación que Cala comparte.

Esta imagen de su familia aparece en la presentación que Cala comparte.

El tema de la esquizofrenia lo vivió el padre de Cala, un obrero de los trapiches cubanos de caña de azúcar que murió en un hospital psiquiátrico. Y lo vive ahora uno de sus hermanos. “Durante varios años de mi juventud tuve el problema y no sabía cómo salir de él. Me veía como víctima y me compadecía de mi padre. Miren esa foto -señala en la proyección a su padre-, vean que no tiene el brazo izquierdo; lo perdió en una máquina de moler caña cuando tenía ocho años de edad”. Y agrega: “Si yo me hubiera quedado solo con esas imágenes, esos pensamientos me mantendrían como víctima. Pero cambié mi forma de pensar porque vi con otros ojos la realidad”.

Resulta que el padre de Cala, a pesar de perder desde tan niño su brazo en un trapiche, no se quedó como jornalero sino que se hizo ingeniero y volvió a trabajar en un ingenio de azúcar en Santiago para sacar adelante a su familia. “Para mí se convirtió en un héroe que venció su miedo, y yo convertí esa experiencia en un poder mío”. Pero Cala no se queda allí, también cuenta que le da gracias a la pérdida del brazo de su padre porque este se intentó suicidar cuando tenía 21 años, desesperado por la esquizofrenia, pero no lo logró por tener amputado el miembro. “Sus amigos de universidad lo descubrieron amarrando una sábana a las vigas del techo y lo detuvieron. Al escuchar con visión esa historia, también me fortalecí”.

Cala durante uno de sus talleres de transformación de vida.

Cala durante uno de sus talleres de transformación de vida.

Mientras Ismael Cala cuenta su historia entre imágenes y sonidos proyectados, el público hace pasmoso silencio. Escucha de verdad. Y de estas narraciones crudas de dolor, el conferenciante salta a su faceta de presentador y entrevistador de televisión. Hace dinámicas con los asistentes, invitando a varios al escenario, todo para reforzar el mensaje del poder de escuchar.

Ismael Cala y Larry King.

Ismael Cala y Larry King.

Como trama de todo esto sigue estando la imagen de un hombre exitoso, que ha tenido la oportunidad de entrevistar a varios de los más importantes líderes del mundo, entre ellos presidentes de Estado y artistas famosos, y en especial a la estrella de las entrevistas de CNN en inglés, el hombre que por muchos años dominó el escenario de la cadena de televisión estadounidense y que inspiró la carrera de Ismael Cala cuando este era un joven presentador de radio y televisión en Santiago de Cuba que se preguntaba cómo hacer para no morir con su predestino sino ser algún día alguien como Larry King.

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Periodista y poeta. Editor General de Lachachara.co y conductor del programa radial La Cháchara, por 94.1 Uniautonoma FM Stereo. Desde los 8 años, siendo reportero radial de Voz infantil y presentador del noticiero de televisión infantil, Chiquinoticias, ha construido una experiencia de 20 años en medios de comunicación. Se ha desempeñado también como comunicador en empresas y catedrático universitario. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Tw: @jorgemariosf

Los comentarios están cerrados