La publicidad que Farid Ortiz le regaló a Yahir Acuña en La W

4909

La emisora quiso hacerle una encerrona al cantante y compositor oriundo de Becerril, Cesar, por los saludos “políticos” al excongresista Acuña, quien aspiraría a la Gobernación de Sucre. El ‘Rey de los pueblos’ les salió al quite.

Por Chachareros

Santa Lopesierra cuando estaba listo para ser extraditado a los Estados Unidos.

Santa Lopesierra cuando estaba listo para ser extraditado a los Estados Unidos.

Santa Lopesierra es el ‘Hombre Marlboro’. Dominaba a las mafias del contrabando colombiano desde La Guajira. Por su enorme poder casi todos los cantantes vallenatos lo nombraban en sus canciones, en especial Diomedes Díaz. Era la época en que los mafiosos de todos los tipos y los políticos de todas las pelambres pagaban para que los artistas los nombraran. Era un acto de vanidad, pero también de estrategia porque así se hacían populares, queridos y le daban una “limpiadita” a su imagen sucia y desgastada. Pero como no hay sol que pueda taparse con las manos, casi todos esos personajes nombrados en canciones hoy están muertos en su propia ley o están presos. Desde el año 2002, el ‘Hombre Marlboro’ cumple una condena en una cárcel en los Estados Unidos. Por estos lares del Caribe colombiano a Santa Lopesierra ya no lo nombra ni el cura en la misa.

Alex Char, ex alcalde y muy probable aspirante a repetir.

Alex Char, ex alcalde de Barranquilla y muy probable aspirante a repetir.

Así que a falta de Lopesierra, en días recientes han tenido renombre nuevos personajes que son mencionados por artistas vallenatos en sus canciones. Entre los casos más sonados en la política criolla está el de Alex Char, ex alcalde de Barranquilla y ex Alto consejero presidencial para las regiones, a quien el cantante Peter Manjarrés brinda un efusivo saludo en un tramo de ‘La Novelera’, canción de su último trabajo musical: “Compadre Alex Char, el buen hijo vuelve a casa”. Hay que recordar que en el año 2007 el mismo cantante le había hecho a Alex Char un jingle para su campaña a la Alcaldía y que precisamente ahora el dirigente barranquillero aspirará a repetir mandato en la capital atlanticense. Falta que “arregle” un problemita con la Contraloría para que se pueda presentar a las elecciones del 30 de octubre. Ganará, sin duda, porque aquí no hay gallo que compita con tanto poder y popularidad.

La mención a Yahir Acuña

Yahir Acuña.

Yahir Acuña.

El caso más pintoresco de los que mencionan en canciones no está en el Atlántico -ni en el Cesar, donde Silvestre Dangond llegó al descaro de enviar este saludo en su canción ‘El mismo de siempre’: “el futuro alcalde de Urumita, Coquito Maya”-. El caso más sonado provino de Sucre, en donde el gallo que más cacarea en la política es Yahir Acuña.

Con apenas 34 años, Yahir Acuña presentará su nombre para las elecciones a la Gobernación de Sucre, luego de haber renunciado a su curul como Representante a la Cámara, una de las jugadas políticas más audaces así como inexplicables de los tiempos recientes, porque un cargo de talla nacional como el de un Representante debería de ser más apetecido y respetado para cualquier político que el de una Gobernación departamental. Pero hasta lágrimas hubo en las mejillas del joven congresista el día de su renuncia al Congreso, así que habrá que creerle a sus intenciones. Ademas, resulta inaudito que un joven político sagaz y ambicioso como Yahir, deje de ganarse un promedio de $30 millones mensuales (fuera de cachucha y perendengues), para irse a ganar un sueldo de medio pelo en una Gobernación que está quebrada. A esa mesa le falta una pata.

Farid Ortiz y su acordeonero Anuar García.

Farid Ortiz y su acordeonero Anuar García.

En la canción ‘Baile en la calle’, el popular cantante vallenato Farid Ortíz considerado como ‘El rey de los pueblos’ porque en cuanta fiesta patronal haya en la Costa él es el artista principal, lo menciona con el saludo: “Doctor Yahir Acuña, Sucre lo necesita”.

Y ahí fue Troya, porque el Consejo Nacional Electoral establece que los candidatos solo podrán hacer sus propagandas políticas en medios de comunicación sesenta días antes de los comicios, y tres meses antes en espacios públicos. De inmediato el organismo electoral abrió una investigación y los medios de comunicación más encopetados se rasgaron las vestiduras.

La siguiente entrevista hecha a Farid Ortíz muestra que, pese a la encerrona en la cual quisieron meterlo agudos periodistas en La W, el cantante vallenato tiene claro cómo es que el chivo se brinca la ley colombiana, no porque él sea muy inteligente, que lo es, sino porque en Colombia solo la Justicia se come el cuento de que los políticos la respetan. Los periodistas de la emisora colega hicieron su trabajo de abrir los micrófonos a un “campesino de la montaña” para hacerle un juicio periodístico muy al estilo de Julio Sánchez Cristo. Lo que no se esperaban es que ese campesino fuera en verdad, en cosas de la política, un “tigre de la montaña”. De lo que sí no hay la menor duda es que de todo el asunto alguien (o más de uno) se ganó varios milloncitos de pesos. Ya nadie traga entero para creer tanta candidez.

“Hasta a Uribe he nombrao’ en mis canciones, escuchen ‘La Plateña’ pa que vean”, les dice orondo ‘El Rey del pueblo’, no sin antes aprovechar la coba de la entrevista en una de las emisoras más respetadas del país para decir: “si mi saludo fuera político, yo diría: ‘Yahir Acuña, futuro gobernador de Sucre'”. No lo diría, pero lo dijo. Y tres veces. Como el gallo que más canta.

Sobre Yahir Acuña

A Yahir Acuñan lo respaldan políticos de todos los pesos locales y nacionales.

A Yahir Acuñan lo respaldan políticos de todos los pesos locales y nacionales.

Hijo de familia humilde, Yahir Acuña es ingeniero civil, especializado en gerencia pública y es candidato a Maestría en Gobierno Municipal de la Universidad Externado de Colombia. Se ha hecho a pulso y con vertiginosa rapidez una trayectoria política en el Departamento de Sucre. Pero de su paso por el Concejo de Sincelejo y la Asamblea Departamental, lo que lo catapultó al escenario nacional fue su campaña a la Cámara de Representantes, cuestionada por chorros de dinero que fueron vertidos de sus arcas para publicidad y eventos proselitistas que apabullaron a las de sus contendientes. Como sus orígenes y finanzas no eran tan abultadas como para sostener una campaña de tal magnitud, la lupa de la opinión pública se posó sobre los nombres que lo rodeaban. Esos nombres provienen de los tiempos más cruentos del paramilitarismo en Sucre, donde brillaron personajes como Salvador Arana, ex Gobernador de Sucre y ex diplomático del gobierno de Uribe, que se hizo célebre porque terminó condenado a 40 años de prisión por sus vínculos con el asesinato del entonces alcalde de El Roble, Sucre, Eudaldo ‘Tito’ Díaz. Fue un cruel caso inhumano, por las insufribles torturas a las cuales lo sometieron antes de dejarlo agonizante y mal herido tendido en una trocha atado de pies y manos, según los autores materiales, por órdenes de Rodrigo Mercado Peluffo alias ‘Cadena’.

Yahir Acuña tiene ahora la oportunidad de mantener limpias sus lágrimas y su nombre de esos cuestionamientos en medio de una fuerte campaña que se avecina a la Gobernación de Sucre. Ya la historia de Santa Lopesierra y de otros mafiosos demostró que no es con menciones en canciones vallenatas como se mantiene una credibilidad, sino con obras y proceder. Por ahora Acuña tiene a su favor la historia de lucha que ha llevado desde su infancia para salir adelante y el potencial de su juventud para sacar del despeñadero por el que ha caído su Departamento, golpeado por la guerra y la miseria.

Un capítulo aparte que le queda debiendo Yahir a sus electores y a la opinión pública en general es de dónde saca tanta plata para sostener semejantes campañas tan largas y costosas. Con episodios insólitos como la compra total para el derecho exclusivo de todo tipo de publicidad y propaganda en todas las corralejas de Córdoba y Sucre. De esa manera los locutores por las emisoras a cada minuto le dan un saludo, citan sus frases “célebres”, hacen recuentos de todo lo que regala en todo tiempo y circunstancia el bondadoso corazón de Yahir. Y resalta con enorme alharaca las curiosidades del excongresista que en los costillares de cada toro de la tarde pone su lema “El Gobernador que Sucre necesita”. Y en una de las nalgas del toro aparece estampado el nombre de “Yahir” y en la otra el apellido “Acuña”. En todos los tendidos se ven letreros, pancartas, afiches, camisetas, gorras y hasta en las mantas, banderillas y garrochas de manteros, bandarilleros y garrocheros va la propaganda del “futuro Gobernador”. Se salvan los testículos de los toros y caballos.

De esta manera Acuña, que luce como un joven promisorio de la política sucreña y que sonríe con orgullo de poder, hace recordar el pensamiento que Gabriel García Márquez tuvo luego de conocer en una entrevista a Hugo Chávez: “Mientras se alejaba entre sus escoltas de militares condecorados y amigos de la primera hora, me estremeció la inspiración de que había viajado y conversado a gusto con dos hombres opuestos. Uno a quien la suerte empedernida le ofrecía la oportunidad de salvar a su país. Y el otro, un ilusionista, que podía pasar a la historia como un déspota más”.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados