La juventud de hoy anda en un viaje que entusiasma

909

José Carlos y Julián Andrés se encierran en el estudio a ponerle música a cuanto documental o película le lleven. Ahora están con ‘Vivo en el limbo’.

 Por Chachareros

José Carlos María Ortega  y Julián Andrés Sarmiento Figueroa son dos jóvenes músicos, diseñadores de sonido, productores, musicalizan documentales, películas, videos, montan canciones en Youtube.

la foto (5)

José Carlos María Ortega y Julián Andrés Sarmiento Figueroa.

Son una llave perfecta. José Carlos dirige su propia Banda los 69 Nombres. Y Julián Andrés hace lo propio con La Margarita, que actúa en la apertura del Barranqujazz 2014. Son dos buenos amigos desde hace años. Tal vez los mismos años de amistad que tuvieron sus padres, Carlos J. María, que murió muy joven, algo lamentable, cuando todavía tenía tanto que aportarle a la literatura y a la crítica literaria sana, sin amargura ni envidias. Y el periodista Rafael Sarmiento Coley. Carlos J., casado con Vilma Ortega, Sarmiento Coley con Nira Figueroa Turcios.

De manera circunstancial, José Carlos y Julián Andrés se conocieron durante alguna presentación de sus grupos. Hablaron. Intercambiaron inquietudes y, de repente, un día, aparece José Carlos en el estudio de Julián Andrés. Y desde entonces pocas veces se ha ido, para dicha de los padres de Julián, que quisieron mucho a Carlos J. todo un gran señor, educado, lector incansable, correcto en todas sus cosas, fue uno de los mejores rectores que ha tenido la Universidad del Atlántico.

Escuchaba  mucho a la juventud, a los estudiantes. Y en una ocasión los alumnos le invadieron el despacho para protestar porque habían subido las matrículas en forma excesiva. “Soy el primero en enterarme, porque eso lo hacen desde Bogotá. Pero si ustedes dicen que ya tienen organizada una marcha de protesta por las principales calles de Barranquilla, yo me voy con ustedes”. Y pasó a la historia como el insólito rector de una universidad que encabezó una marcha de protesta con sus propios alumnos. Algo atípico. Pero así es el Caribe colombiano.

Hoy José Carlos y Julián Andrés trabajan día y noche –en The Chanclet Studio el estudio de Julián- en un largometraje de Roberto Flores titulado ‘Vivo en el limbo’, inspirada en la música de Kaled Morales. Es un hermoso homenaje póstumo con una película poética,  musical, con imágenes bellas y producción magnífica, como la grandeza del talento de Kaled lo merecía. En estos asuntos generalmente surgen los intrigantes que le meten veneno a los familiares de la víctima para que piensen en el factor dinero y no en el grandioso homenaje internacional que recibe esa genial figura de la música vallenata que se malogró en un absurdo accidente de tránsito.

The Chanclet

The Chanclet Studio es el taller donde trabajan estos dos genios de la música.

Pero conociendo – como conocemos a Miguel Morales, el padre de Kaled-. No creemos que se deje carbonear. Miguel es un hombre que anda por los caminos de Dios. No de ahora, sino de siempre, porque es un alma bondadosa, de lo contrario no hubiera llegado tan alto como compositor y cantante.

´Vivo en el limbo´ es una bella historia muy bien puesta en escena por Roberto Florez. José Carlos es el  productor musical. Y Julián Andrés, diseñador sonoro. Trabajan en armonioso equipo. Combinan oficios y se ayudan mutuamente para enriquecer la producción final.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados

 Vulnerability scanner