Gabriel Acosta Bendek, despedido como lo que fue: un líder

3569

Multitudes de distintas poblaciones del Atlántico y barrios barranquilleros acompañaron al dirigente conservador hasta su última morada. 

Por Rafael Sarmiento Coley, Director

Fotos Jorge Bolaños y RSC

“Es muy triste que uno tenga que morirse para darse cuenta cuánto lo quiere la gente”, comentaba en silencio Soraya Corzo Pinto, a un costado del féretro donde reposaban los restos mortales de su esposo Gabriel Acosta Bendek.

Soraya

Soraya Corzo de Acosta Bendek, estaba inconsolable.

Los principales oradores destacaron, de manera coincidente, la honestidad y el respeto por la palabra empeñada del desaparecido dirigente conservador, “virtudes hoy en vías de extinción en esta política local y nacional”, según el presidente del Senado José David Name Cardozo.

A pesar de una fuerte gripa que le impide respirar bien, el presidente del Congreso destacó que Acosta Bendek fue uno de esos pro-hombres que, como su padre José Name Terán, vinieron de la provincia a aportar su talento y su fuerza de trabajo para hacer de Barranquilla, el Atlántico y la Costa Caribe, lugares más prósperos y con mayor justicia social.

En medio de su dolor, la esposa del desaparecido dirigente político e impulsor de la educación, dijo que no dejará, por nada del mundo, que esos hermosos propósitos que él siempre tuvo en mente, decaigan o mengüen.  Por el contrario, luchará con más tesón, con el apoyo de todo el recurso humano que aprendió a querer a Gabriel Acosta Bendek, sacarán adelante todos aquellos planes bondadosos que él tenía en mente para dar educación sin tantas dificultades a las gentes de las clases media y media baja.

Por su parte el presidente de la Asamblea, Federico Ucrós, lamentó la pérdida de “uno de los indiscutibles valores del Partido Conservador del Atlántico y de la Costa. Pero, aunque usted haya partido y nos haya dejado solo, no dejaremos que esa lucha suya por las ideas y tesis de la colectividad queden en tierra infértil. Lucharemos para llevar esa semilla a tierra fértil”.

Name Cardozo

José David Name, presidente del Congreso.

El ex representante a la Cámara Alonso Acosta Osío, quien ahora se encuentra en Honduras gerenciando la regional del Banco Interamericano de Desarrollo, apenas pudo estar un par de horas en el sepelio de su tío, pues fue llamado de urgencia a una reunión del BID en Washington.

Acosta Osío se inició, muy jovencito, en la política de la mano de su tío Gabriel. Llegó al Concejo casi fuera de la edad reglamentaria mínima para ser concejal. Luego fue diputado y pasó a la Cámara. Pero hubo un inesperado distanciamiento político y perdió la curul, al tratar de llegar al Senado.

El gobernador del Atlántico José Antonio Segebre Berardinelli destacó las calidades humanas de Acosta Bendek. “En realidad era todo un señor. Como son todos sus hermanos, sus hijos y sobrinos. Es una familia de principios morales, de valores, y eso es lo importante”.

Recordó que Barranquilla y el Atlántico han tenido el privilegio de disfrutar del desplazamiento de familias enteras que se vienen en busca de un futuro mejor para sus hijos. Y aquí encuentran la generosidad y las oportunidades que, quizás, en otras regiones no brindan así de manera tan fácil, porque las condiciones de vida son distintas, lo mismo que las tradiciones culturales y económicas y sociales.

Segebre

José Antonio Segebre, gobernador del Atlántico.

Y hasta el “mono albino”, Demetrio Ruiz Medina, quien en los comienzos de la vida política de Gabriel Acosta Bendek era el que le cargaba el maletín con los discursos, y luego se habían distanciado, apareció ayer bien plantado, con una pinta de Congresista, al pie del ataúd de su antiguo jefe político. “Debo confesar que todo lo que soy, políticamente, se lo debo al viejo Gabriel”, dijo Demetrio.

Rodrigo Corzo Pinto, hermano de Soraya, la esposa de Acosta Bendek, sostuvo que “difícil encontrar a personas con las calidades humanas de ese señor. Era todo un caballero. Yo le administro una de sus propiedades. Jamás recibí de él un insulto, una palabra ofensiva. Por el contrario, lo trataba a uno como a un hijo”. Jazmín Consuegra, estudiante de último semestre de enfermería profesional, sin poder detener sus lagrimas, relató que el primer semestre «lo pagamos con algunos ahorritos que mi mamá hacía con lo poco que le quedaba de la compra para la cual mi papá le daba la plata».

Pero ya para el segundo y tercer semestre «el barro se puso duro, como dicen allá en mi tierra, en Caimito, Sucre». Entonces ella se llenó de valor y se colocó a la entrada de la oficina del doctor Gabriel Acosta Bendek. A montarle cacería en busca de una beca para poder seguir estudiando. «Y soy profesional, gracias a su generosidad».

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados