Santos pide a las Farc que no sigan jugando con candela

560

Diversos sectores de la comunidad rechazan a gritos la doble moral de una guerrilla que se pavonea en La Habana y sus compinches siguen acá en guerra. 

Por Chachareros, EFE y Terra

Los principales analistas y politólogos del país se han expresado en contra del inútil doble juego que vienen ejerciendo las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Hasta antiguos combatientes de esas guerrillas sostienen que la actitud de esos grupos no es más que una “farsa sin sentido, un sainete vulgar y primitivo”.

Juan Manuel Santos1Esas mismas voces, que llegan por múltiples canales al presidente Juan Manuel Santos, son las que lo han conducido a condenar las acciones de las Farc y amenazar con no continuar con el proceso de paz por esos hechos. Porque mientras los principales cabecillas guerrilleros se dan la buena vida en la capital cubana dilatando los diálogos más de la cuenta, varias facciones bajo su mando cometen fechorías en contra de la población civil colombiana que ya no quiere saber más de violencia.

El Presidente dijo que “este ataque que hicieron a las torres de energía en Buenaventura, que dejó a mucha gente sin luz, es algo demencial”. Sostuvo que es un acto sin sentido.

Santos aseguró que “ellos mismos (las Farc) se están cavando su propia fosa política, porque es eso lo que hace que la gente los rechace. Lo que hicieron hace unos días de atacar un acueducto es un acto de terrorismo totalmente condenable”, agregó.

Santos concluyó diciendo: “nosotros les decimos: ustedes continúan con eso, pues están jugando con candela y este proceso puede terminar, porque no puede seguir indefinidamente esta situación”. Por su parte algunos sectores democráticos que simpatizan con las ideas socialistas aseguran que las Farc deben saber, más que nadie, que se quedaron ancladas en el pasado como ejército armado en procura de tomarse el poder y hacer las transformaciones sociales “en favor del pueblo”. Ya ese pueblo no cree en ese discurso. Cada vez que ven a un jefe guerrillero hablando por los medios de comunicación repiten la palabraque hizo famoso a Horacio Serpa: “¡Mamola!, vayan a engañar a su madre, porque ustedes lo son ahora es narcotraficantes y nuevos capos”.

Sin conflicto, la plata rendiría más

Lo doloroso del caso colombiano es que si el Gobierno no tuviera que invertir tanto dinero en estos conflictos internos, los recursos del presupuesto nacional alcanzaría para cumplir las tareas sociales más útiles para las comunidades más vulnerables. Se harían más colegios, carreteras, puentes, casas de interés social gratis para los miles de destechados. Pero tal como lo señalan las cifras de varias entidades gremiales, Colombia es uno de los países de América Latina que más gasta en armamentos, por culpa de la miopía y terquedad demencial de las Farc.

Precisamente en esta semana el Gobierno de Colombia puso a consideración del Congreso el Presupuesto General de la Nación para 2015 y lo fijó en 216,2 billones de pesos (unos 116.624 millones de dólares).

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que esta cifra supone un aumento del 6,4 % respecto al presupuesto vigente para este año e incluye una importante inversión social.

“Será un presupuesto responsable, que reduce el déficit fiscal, protege la economía de los choques derivados de la crisis y la desaceleración global. Además, contribuye al cumplimiento de la meta de un dígito en el índice de desempleo y reduce los indicadores de pobreza”, resaltó Cárdenas, según un comunicado de su despacho.

Según el ministro, el presupuesto reservará 121,1 billones de pesos (unos 65.300 millones de dólares), equivalentes al 56 % del total a gastos de funcionamiento y transferencias para gasto social.

Otros 48,9 billones de pesos (unos 26.368 millones de dólares), el 22,6 % del presupuesto, serán para el pago del servicio de la deuda y 46,2 billones (unos 24.912 millones de dólares), que equivalen al 21,4 % se destinarán a la inversión.

Según el ministro Cárdenas, el presupuesto tendrá como “gran logro histórico” que los 28,9 billones de pesos (unos 15.589 millones de dólares) destinados a educación superan a los 28,2 billones (unos 15.211 millones de dólares) del sector de defensa.

El Ministerio de Hacienda pronosticó un crecimiento del producto interno bruto del 4,8 % en 2015, una tasa de cambio respecto al dólar de 1.956 pesos y una inflación del 3,0 %.


Compartir.

Acerca del Autor

admincha

Los comentarios están cerrados