Cambió sentido vial en calle 90 desde carrera 44 hasta carrera 53

1639

La ruta alterna es la calle 87. Ahora vienen “ayayay mamita mía” con las multas. ¿Y el Grupo Argos que hizo esas calles añuñías, no podrá ayudarnos a pagar las multas? 

Por Chachareros

CarromulaLo que debió hacerse desde cuando Ubanizadora Villasantos (Urbisa), Cementos del Caribe, Argos, el todopoderoso Grupo Económico de Antioquia (o el famoso omnipotente Sindicato Antioquieño), comenzaron a urbanizar unas tierras a las cuales extrajeron el último gramo de caliza y luego vendieron las tierras a precio de oro en polvo para urbanizar, se hace ahora con varias décadas de retraso y a qué costos para el Distrito de Barranquilla.

Cuando el Grupo Económico Antioqueño (GEA) empezó a urbanizar esas hermosas praderas ha debido recurrir a arquitectos, ingenieros y expertos en planeación urbana de acá de la región, para que no tuvieran el alma tan mezquina y ruin, de diseñar unas callecitas angostas como para a sacar a pasear por las tardes soleadas a sus madrecitas y a sus abuelitas, en sillas de rueda.

Hicieron todo pensando en hoy. No en el mañana. Mucho menos a mediano ni a largo plazo. Planearon para tres carritos, que ya se sabía de quienes eran. No para soportar un tráfico tan intenso que desde entonces se calculaba. Hicieron la carrera 53 tan angosta que no pasaba un mes sin que no hubiera un accidente de tránsito con saldo de heridos y muertos. Porque dos buses de María Modelo no caben en contravía, peor aún si son manejados por unos conductor suicidadas.

Todo ese inmenso territorio al cual le sacó el famoso GEA billones de pesos, ahora por cuanta del Distrito hay que rediseñarles las vías, avenidas, parques y zonas verdades porque loe paisas, por mezquindad, no lo hicieron a su debido tiempo, por robarse la plata que estaba destinada a planificar la más futurista zona de conurbación que tenía –y tiene – Barranquilla hacia el norte, en la Vía al Mar.

Ahora hay que hacer un nuevo puente. La calle 90 es nueva. La carrera 53 y 51B hubo que ampliarlas. Y todo eso le salió por un ojo de la cara al Distrito. Tampoco al Distrito, porque la Alcaldesa Elsa Noguera no paga un peso partido por la mitad en multas, pues ella no maneja, ahora  ni nunca. Antes las multas le llegaban por montón al pobre Tico Noguera, el padre de Elsita. Y Elsa De la Espriella de Noguera, cada vez que llegaba un comparendo con amenaza de que les iban a quitar el apartamento, ponía el grito en el cielo: «¡Pero, Tico, ¿qué es que ya tú no ves, que te clavan todas las multas es a ti?».

Y si supiera Elsa que Tico ve más de la cuenta. Pero, además de las multas con las amenazas infames de la incautación de bienes, no se incluye el alto costo social que viene ahora para encima. Y todo eso sale del bolsillo de los barranquilleros y costeños en general que vienen de los cuatro puntos cardinales de la región a darse el «buenavistazo».

VOLANTE-Calle 90Ya empezó la socialización casa a casa con los residentes del sector y con los conductores que circulan por la zona. No se sabe de dónde sacaron en la Secretaría de Movilización Distrital a tanta gente maluca ni quien fue la diseñoradora o «el diseñador» – por si acaso es de la Tercera Vía, como ahora los denominan- de unos diseños que parecen los uniformes de Pedro Picapiedra para jugar softbol.

En todo caso, ya se gastaron el jurgo de plata en eso -que debió ser gasto de Cementos Argos- «como parte urgente de aplicar los planes que permitirán la descongestión en el sector norte de Barranquilla, la Secretaría de Movilidad informa a la ciudadanía que a partir del lunes 7 de julio, la calle 90 entre carreras 53 y 44, cambió de doble sentido vial a Único sentido norte- sur, es decir, del Parque la Electrificadora hacia La Universidad Autónoma del Caribe».

De acuerdo con el informe que elaboró la Oficina Técnica de la Secretaria Distrital de Movilidad, “Reordenamiento de Sentidos de Circulación Vial en el Distrito de Barranquilla”, el cual se basó en información de campo y simulaciones realizadas, los resultados determinaron la necesidad de realizar cambios de sentidos de circulación en las vías del sector norte de la ciudad.

Socialización: se inició a partir del 20 de junio hasta el 7 de julio.

Comparendos pedagógicos: del 7 de julio hasta el 16 de julio.

Comparendos sancionatorios: a partir del 17 de julio. 

Y todo lo siguen haciendo al revés

Si se sabe que la culpa es de Argos por haber construido unas vías añuñías, sería buen que Argos pague por lo menos el 50 por ciento de las sanciones. Porque ahora se le ocurrió al genio de la lámpara de Aladino que quien será sancionado con multa equivalente a treinta (30) salarios mínimos legales diarios vigentes es el conductor y/o propietario de un vehículo automotor que incurra en la infracción codificada D.3 (Transitar en sentido contrario al estipulado para la vía, calzada o carril).

Será sancionado con multa equivalente a quince (15) salarios mínimos legales diarios vigentes el conductor y/o propietario de un vehículo automotor que incurra en la infracción codificada C2 (estacionar un vehículo en sitios prohibidos).

Ojo con los burros de 2 y de 4 patas

La otra ayudita que debería dar Cementos Argos a la ciudad de donde se ha llevado tanta plata para Medellín es que diseñe, a su costo, una campaña pedagógica para estos cambios viales y para otro dolor de cabeza tremendo que sufren los conductores de todas esas vías: los burros de dos patas (los que consumen drogas) y los de cuatro patas (los pobre animales que arrastran toda la mercancía más el peso de los drogadictos que van como perrito de taxi meneando la cabeza para todos los lados para ver que hay mal puesto a la vista para cargar con ello).

Esa pedagogía, con justicia, debería financiarla Argos. Con textos y folletos. “Cuando estés conduciendo un vehículo concéntrate totalmente en la vía, no te quedes mirando a las niñas de hermosos cuerpos que a toda hora hacen ejercicios físicos trotando por esas vías.

“Siempre observa y mantente atento a las señales de tránsito para que te informes de los cambios viales que se vienen desarrollando en la ciudad, por culpa de Cementos Argos que hizo las vías añuñías con la complicidad de funcionarios que aceptaron la mordida para dar los permisos para esas calles tan estrechas.

“Sé paciente y cuidadoso (sí, qué más da, sobre todo ser pacientes con quienes en Barranquilla lo saquean todo y hacen esas calles tan estrellas), mientras todos los conductores nos acostumbramos a los nuevos cambios viales. Es importante que respetes los límites de velocidad, no invadas el carril contrario y no bloquees las intersecciones.

Si habitas, trabajas o circulas en el área de influencia apoya como ciudadano atendiendo las indicaciones que dan la Policía de Tránsito y los guías de movilidad. La seguridad vial y la movilidad de nuestra ciudad son un compromiso y responsabilidad de todos. Es importante que todos contribuyamos a una movilidad más eficiente, observando y cumpliendo con las normas y señales de tránsito, manteniendo las intersecciones libres sin bloquearlas, parqueando sólo en los sitios permitiendo y preferiblemente fuera de la vía y el espacio público.

Lograr una movilidad segura y organizada es un trabajo en equipo entre la Secretaría de Movilidad, la Policía de Tránsito y la ciudadanía.

“Seamos partícipes y divulguemos este valioso mensaje de respeto por las normas y señales de tránsito, como testimonio de nuestra voluntad ciudadana de aportar en el proceso de construcción de una sociedad respetuosa, organizada y competitiva, que sea atractiva para la inversión y el progreso de todos”.

El mensaje de la Secretaría de Movilidad Urbana es muy tierno, cívico y cándido. Pero ya el GEA nos hizo de todo, y sin vaselina.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados

 Vulnerability scanner