Salvó a Coolechera, ahora José Marín quiere la Gobernación del Magdalena

2957

Cuando llegó, hace 3 años como gerente financiero, la encontró en cuidados intensivos. A los 6 meses en la gerente general ya la pasó a sala de reposo y ahora está en plena marcha.

Por Rafael Sarmiento Coley, Director

José Marín Gerente de Coolechera.

José Marín Gerente de Coolechera.

No es que se las tire de café con leche, es que este negrito ha realizado sus corredurías por las universidades Autónoma, Norte, Jorge Tadeo Lozano, Externado, Católica de Perú y Matrix de Holanda, en las cuales ha acumulado diez títulos académicos para doctorado en administración estratégica de empresas, y, de ñapa, tiene un máster en filosofía.

José Marín Perea (aclara que no es pariente del Negro Perea), nació en Santa Marta el 23 de enero de 1969. Es casado. Tiene tres hijos, el mayor que es el varón (16 años) y dos niñas. Una de 13 y otra de 7. Tiene claro lo que le falta al departamento del Magdalena: planeación estratégica definida con un plan horizontal con la participación de todos.

Y eso lo tiene él muy claro, desde los 16 años cuando se vino a estudiar a Barranquilla y los profesores de administración de empresas y economía avanzada cuestionaban la falta de planificación estratégica de departamentos y municipios. Por eso desde los distintos Ministerios envían a cualquier Juan de los Palotes y cogen a los pobres gobernadores y alcaldes con palabrería bonita que no dice nada. Pura carreta. Nada concreto. Así se pasan años estudiando el puentecito de San Ángel. El terraplén de El Banco. La Vía de la Prosperidad de la cual se habla desde cuando la actual Mintransporte jugaba de niña con las muñecas en Ciénaga.

Una obra enana

“Esa tal vía de la prosperidad por la que tanto discuten la doctora Cecilia y el Mello Cotes, es una obra enana, para la magnitud de las vías que necesita el Departamento para salir del atraso total. Porque es un Departamento riquísimo. Mire, el Magdalena le aporta a Coolechera el 70 por ciento de toda la producción lechera con la cual trabaja esa empresa”, dice Marín Perea.

Asegura que, con el músculo de ese 70% de la ganadería magdalenense, se salvó Coolechera. Cuando él llegó, para el cargo de gerente financiero, “la empresa estaba en la sala de cuidados intensivos. A los 6 meses renunció el gerente general y me dieron a mí ese puesto. La sacamos de Cuidados Intensivos a una sala de reposo, y hoy está ya en la calle andando por su cuenta. La empresa ha logrado salir adelante”.

Tiene el güiño de todos

A sus 45 años incursiona en la política de manera directa, como candidato. Antes lo hizo tras bambalina. Le colaboraba al senador conservador atlanticense Efraín Cepeda Sarabia. Le colabora a su hermano el diputado de la U Anselmo Marín, que cumple su segundo período en la Asamblea del Magdalena. Apoya en algunas tareas al director del Partido de la U el exministro de Comercio exterior el samario Sergio Diazgranados. Conversa bastante con el presidente del Partido Liberal Simón Gaviria.

Todo lo cual le va pintando en su rostro el logotipo de la reelección. Cree más en esa posibilidad. Y tiene más amigos que simpatizan con esa posibilidad de la política nacional. “Para sacar adelante el Magdalena hay que armar un rompecabezas con las distintas fuerzas. Para lograr un Magdalena con propósitos, con ideas para un plan integral de desarrollo, que cuente con el apoyo de todos los estamentos y que esos estamentos sean capaces de enfrentar a un Ministro y decirle: no señor, no es lo que usted diga sin conocer nuestras necesidades y urgencias, es lo que nosotros ya hemos planeado y estudiado a fondo”.

Sobre el perfil de José Marín en su aspiración para la Gobernación del Magdalena, el Senador Efraín Cepeda Sarabia manifiesta que «es un profesional muy preparado, con experiencia en los temas más complejos de la administración como es sacar a flote a empresas en crisis, o liquidar aquellas que ya no tienen futuro. Esto es importante para un Departamento como el Magdalena que ostenta una de las primeras posiciones en el deshonroso ranking de necesidades insatisfechas en el país. José Marín es magdalenense y aunque ha tenido que salir mucho tiempo a estudiar y trabajar, podría tener una buena oportunidad de dar lo mejor de sí para sus coterráneos».

El Magdalena está en pañales

“A mí me sorprende que, para una obra de 53 kilómetros, que debe responder a una política de Estado, le pongan tantas trabas, cuando esa es una solución nimia ante las grandes obras viales que requiere el Magdalena para que sus municipios puedan sacar su producción a los centros de consumo, y para que, a su vez, puedan comunicarse con su capital, Santa Marta”.

Asegura que el Departamento tiene un inmenso centro de producción lechera, cárnica y demás productos de la ganadería, así como de la agricultura, que va desde Sitionuevo, Remolino, Guaímaro, Salamina, Pivijay, Media Luna, El Piñón Cerro, de San Antonio, Concordia, Pedraza, Tenerife, Plato, El Difícil (Ariguaní), Pueblo Nuevo, Sabanas de San Ángel, Algarrobo, Bellavista (en los límites con el Cesar, cerca al municipio de Astrea, que son zonas de alta producción agrícola y lechera, pero sin vías de salida para sus productos), Flores de María, Monterrubio y Fundación, que comunica con Santa Marta y Ciénaga. Solo faltaría la zona de El Banco, para cerrar el círculo vial. “Eso debe hacer parte de un plan estratégico que corresponda a una política de Estado, y no a los vaivenes de un Ministerio o a los caprichos de un funcionario, por muy alto rango que tenga. ¿Qué son 53 kilómetros de vía en un Departamento sin carreteras? Eso es una bicoca. La Vía de la Prosperidad es buena en la medida en que sea un poco más que esos 53 kilómetros de la discordia”.

La segunda tierra del búfalo

Vacas de la hacienda San JoséSostiene que su ánimo no es polemizar, sino entrar al dialogo con reflexión y razonamiento, buscando consensos, consultando con las comunidades que por años y años han soportado el abandono, la ruina por las sequías o las inundaciones.

En la actualidad el Magdalena es uno de los Departamentos de más alta producción de carne, leche y queso de búfalo, por la calidad de sus tierras para este tipo de crías, que exige buenos pastos y tierras anegadas o cenagosas.- Esa realidad debería ameritar que se aceleren las vías necesarias para desembotellar tan alta producción cárnica, siendo el Magdalena una potencia para convertirse en la segunda tierra del búfalo, detrás de Estados Unidos. “Además, con adecuado repoblamiento piscícola en los centenares de cuerpos de agua con que cuenta el Departamento y masiva reforestación, el Magdalena será, en un futuro no muy lejano, una realidad palpable. No una realidad virtual, como la que ahora tenemos”, dice este Ph.D. samario con 10 títulos enmarcados en un pequeño estudio de su residencia.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados