Zapatero dando ‘cátedra’ en Barranquilla y España ardiendo

1152
Mientras el ex Jefe de gobierno español era conferencista principal en ‘Cátedra Europa’, evento de la Universidad del Norte (Barranquilla, Colombia), el pueblo español se levantaba en manifestaciones contra los políticos.
Por Jorge Sarmiento FigueroaEditor general
Foto por: Paula Romero González

Foto por: Paula Romero González

De los cuatro puntos cardinales de España se movilizaron esta semana más de dos millones de personas para reunirse en Madrid, desde el 21 de marzo, en una de las más grandes manifestaciones de las que se tenga noticia en los últimos años de la crisis económica, política y social que estalló en el país ibérico durante el segundo período de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, entre 2008 y 2011.

Aunque las imágenes evidencian las cifras de dos millones de personas, dadas por medios alternativos y grupos de redes sociales, los medios más emblemáticos de España, como el diario El País, minimizaron a 50 mil el número de protestantes y una vez más se ha querido dar por concluido, como un capítulo más, esta nueva expresión de descontento de la sociedad con sus gobernantes.

Pero los que aún viven escenas de miedo, destrozos y cruentos enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía de Madrid, cuentan que sitios iconos de la ciudad como la plaza de Cibeles, Colón o Atocha revelaron una violencia contenida de españoles que representan a todas las regiones de un país cansado de la represión a la que el gobierno ha tenido que recurrir para mantener el orden público y evitar el desmadre de una crisis económica prolongada, que ha dejado a miles de personas sin techo ni comida.
Foto por: Paula Romero González

Foto por: Paula Romero González

«De la noche a la mañana nos vimos sin trabajo, sin cómo pagar las deudas, y cuando fuimos a protestar por las medidas adoptadas por Zapatero y ahora por Rajoy, la respuesta que recibimos de sus gobiernos fue la represión. Ahora la salud, la educación y hasta la libertad de expresarnos nos están quitando, encierran a nuestros jóvenes a las cárceles por exigir sus derechos, como si no estuviéramos en una democracia», relataba una joven periodista que cubría los hechos al mismo tiempo que se hacía partícipe entre los manifestantes en la plaza de Cibeles.

Y Zapatero dando cátedra

Tomada de Universia

Tomada de Universia

Mientras tanto, viajando la misma semana en que sus compatriotas hacían la movilización, José Luis Rodríguez Zapatero era el protagonista de portada de los medios locales de Barranquilla, una ciudad a diez mil kilómetros de distancia de su país, gracias a una jornada de pensamiento en torno al viejo Continente, denominada Cátedra Europa, que desde hace 18 años realiza anualmente la Universidad del Norte, una de las más importantes de Colombia.

Ante la obvia necesidad de versar sobre la crisis económica, Zapatero analizó que «el problema es que los Fondos de inversión del mundo acumulan el 40% del PIB Mundial con cerca de 40 billones de dólares, y son de propiedad de muy pocas personas, lo que genera una inequidad alarmante». Lo que no mencionó el ex presidente es que esa acumulación ha venido siendo aupada, apoyada, por los gobiernos de los países capitalistas a través de recortes presupuestarios de dimensión histórica, incluyendo la retirada de muchas de las medidas sociales beneficiosas para la población más necesitada y que habían sido el resultado de siglos de lucha en la búsqueda de una civilización más humana.
Jesús Ferro Bayona (rector de Uninorte) y José Luis Rodríguez Zapatero. Foto de: José Torres

Jesús Ferro Bayona (rector de Uninorte) y José Luis Rodríguez Zapatero. Foto de: José Torres

El mismo José Luis Rodríguez Zapatero que estuvo en Barranquilla siendo homenajeado por el rector de la Universidad del Norte, hizo en su gobierno uno de los reveses políticos y económicos más sonados de la crisis global y que tiene hoy a su país dividido en enfrentamientos sociales. Durante el primer período de gobierno, de 2004 a 2008, derrochó los flujos de dinero provenientes de los países ricos de la Comunidad Europea y metió a sus gobernados en una burbuja frenética de gastos (casas, autos, lujos) que reventó cuando los bancos de aquellos ricos vinieron a cobrar. Ante la inminencia de la crisis, Rodríguez Zapatero echó para atrás todas las medidas sociales y puso a los ciudadanos a «pagar los platos rotos» de su desenfreno. Esa abrupta decisión lapidó las aspiraciones de su Partido Socialista Obrero Español, Psoe, de continuar al mando del gobierno en 2011.

Ya en manos de Mariano Rajoy y del Partido Popular, PP, que representan a la derecha del país, España ha llegado a un punto de quiebre que se ha hecho visible para el mundo a pesar de los esfuerzos de aparentar la armonía que han hecho el gobierno y los medios «institucionalizados» dentro y fuera de la península. Con el Presidente Mariano Rajoy, además del aumento de medidas que van en contra del «Estado de bienestar» que nació en la misma Europa, se ha llegado al extremo de proponer la negación de libertades, entre ellas una de las más sonadas fue en 2013 cuando Rajoy pretendió negar a los medios el derecho a registrar las manifestaciones sociales de protesta, con multas escandalosas para quienes osaran publicar imágenes de los hechos.

Barranquilla para la foto

Nada de esto fue abordado en la Cátedra Europa que Zapatero dio en Barranquilla. Para los titulares locales de esta ciudad costeña quedó la sonrisa de un estadista europeo que invita a los barranquilleros a ser «el eje de toda esta capacidad de desarrollo de la relación comercial de Colombia con la Unión Europea», como si él y su aplicación de su prédica fueran el referente económico y de libertades garantes de la paz y la armonía de una sociedad.
Es probable que Zapatero haya olvidado que su país hoy está ardiendo por la chispa prendida en su gobierno. Al fin y al cabo la política no tiene memoria. O mejor, los políticos tienen memoria de elefante. Pero si aplicamos el refrán de «zapatero a sus zapatos», sería mejor una mirada de aprendizaje a lo que sus medidas ocasionaron en la «madre patria».
Es lo bueno de haber tenido la presencia de este exjefe de Gobierno español en Cátedra Europa: en últimas, a pesar de lo que dijera el dictador chileno Augusto Pinochet sobre la educación (Los jóvenes no tienen que pensar, tienen es que estudiar: Pinochet), los jóvenes sí vamos a las universidades a pensar y no solo a estudiar.
La dramática enseñanza que deja la demoledora realidad española es que su país debe empezar a pensar en un modelo intermedio, ante el inminente fracaso de la derecha (Partido Popular) y de la izquierda moderada (Partido Socialista Obrero Español). Ambos, culpables del fracaso. Y enredados en un laberinto cuya salida no encuentran.
Video de las protestas en Madrid

Compartir.

Acerca del Autor

4. Jorge Mario Sarmiento Figueroa

Editor general de Lachachara.co y gestor de proyectos de la Fundación La Cháchara. Ejerce el oficio periodístico desde niño, combinado en la actualidad con la docencia universitaria, asesorías en comunicación para personas y organizaciones. También practica manifestaciones artísticas como la poesía, la pintura y la realización audiovisual. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3182484320

Los comentarios están cerrados