María Laura Quintero Dangond, la nueva estrella de la Tv costeña

30871

Vallenata, la menor de 3 hermanos, hija de un poeta, caricaturista y directivo del Festivallenato, y de una de las primeras mujeres que le dio vida a Telecaribe hace 25 años, María Laura tiene talento propio.

Por Chachareros – lachachara.co@gmail.com

Los genes de María Laura Quintero Dangond son un enjambre de cables cruzados de músicos, científicos, compositores, catedráticos de alta medicina en las mejores universidades de Estados Unidos, caricaturistas, bohemios, pero, básicamente, de gente de radio y televisión. Bueno, y de ganaderos y algodoneros.

slide

María Laura con Rafael y Jorge Mario Sarmiento

Su abuelo difunto Jorge Dangond Daza, gobernador y senador del Cesar, ganadero y algodonero, fue uno de los pioneros de la radio en Valledupar, con varias emisoras afiliadas a la cadena Caracol. Su hijo mayor José Jorge Dangond Castro, fue el primero en salir a estudiar administración de empresas, negocios y finanzas en Harvard.

La sorpresa de su papá es que José Jorge, al regresar con sus títulos laureados, no solo se trajo las calificaciones, sino las consolas, las cámaras y demás equipos que se requerían para montar un canal local. Si el Ministerio de Comunicaciones no le daba el permiso, lo sacaría como pirata. Y así fue. Con el argumento contundente e irrebatible de que la televisión que se veía en La Guajira, el Cesar y parte del Magdalena era la venezolana (menos mal que aún no estaban Chávez ni Maduro en el escenario político del  vecino país).

Viendo las hazañas de su hijo mayor, don Jorge Dangond Castro envió a su segundo hijo, Fernando, a estudiar medicina a la Harvard. Apenas se había graduado de bachiller y ya era un juglar de renombre, ganador de la canción inédita con ‘Nació mi poesía’. Entre tanto, Eduardo, el otro hermano, economista, se quedó en la gerencia de las emisoras, mientras José Jorge seguía con su terquedad de su canal local que, con el tiempo, fue bautizado con el buen humor vallenato como telecabuya.

El brazo derecho de José Jorge era su hermana menor María Elisa Dangond, casada en ese entonces con el pintor, caricaturista y miembro de la junta de la Fundación del Festival Vallenato, Efraín Quintero, mejor conocido como ‘El Mono Quintero’. Tuvieron tres hijos. La menor es María Laura.

Es un torbellino de ideas. A los doce años ponía tres directorios telefónicos en la silla y presentaba su programa ‘Hola juventud’. Estaba al lado de su mamá en la producción, en la comercialización. En todo, detrás de cámaras. Y delante de cámaras. Por eso es tan rejugada en materia televisiva.

Fundó una agencia para formar y representar a actores, teatreros, poetas, cuenteros y extras, con sede en Valledupar. Cuando surgió el proyecto de llevar la vida de Rafael Orozco a la Televisión, le pidieron a María Laura que escogiera personal extra e hiciera casting para algunos protagonistas naturales. Uno de los productores le propuso que “y por qué no tú también haces casting”. Después de algunas dudas, se decidió.

Calificó y la programaron para unos 18 capítulos. Terminó participando en 37 de los 80 a los cuales llegó la serie. “Para una debutante inexperta fue un logro interesante”, dice María Luis Dangond, su mamá.

Agmeth-Scaf

Agmeth-Scaf

En esas andaba cuando la designaron reina del Cesar y representante en Bogotá del Festival de la Leyenda Vallenata. Recorrió todos los espacios de la televisión y en donde mejor cayó fue en “Buenos Días”, dirigido por Agmeth Escaf, barranquillero, de familia de origen árabe que anclaron en las tierras arroceras de San Marcos y otras poblaciones de la próspera Mojana. Se hicieron muy ricos.

María Laura dice que con Agmeth “nos conocimos en ‘Caracolo Día a Día’. Fui a promocionar el Festival. Y de inmediato hubo un feeling chévere”.

Cuando surgió el proyecto de sacar a Telecaribe del marasmo en que se encontraba, la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) no escatimó esfuerzo para estrenar la nueva sede por todo lo alto con programas de contenidos atractivos para el televidente. Con un contrato por prestación de servicios la ANTV adjudicó a Escaf  $85 millones mensuales para un programa en la jornada de la mañana de alta calidad. De ese recurso, Agmeth responde por todos los gastos de producción, incluidas sus dos compañeras de presentación. Se contrató a la antioqueña Juliana Arango, quien es la otra presentadora y es una prenda de garantía, al lado de María Laura. Agmeth es el director y el hombre-ancla (anchor man) del programa.

La productora general del programa “Feliz Día” de Telecaribe es otra costeña, Alejandra Jara, samaria. María Laura repite con emoción: “Estoy muy contenta en Barranquilla. Siento el calor de la gente. El paisaje hermoso. Estoy Cerca de Valledupar. Mi alma siente el calor Caribe y me le está diciendo a los míos ‘Buenos días’ desde la cola del patio de mi apartamento en Valledupar. Y esta es la historia familiar. Mi tío trae la consola, sin conocer nada de eso, y, curucutiándo, aprende. Halló la señal. Salió corriendo. Salió gritando: ¡lo logre´, lo logré¡ y mi abuela, asustada, corriendo detrás de él, “pero qué salió (yo pensaba que le había salido el diablo como a Francisco El Hombre)”. Entonces José Jorge aclaró: “!La señal, mamá, la bendita señal mamá….dame la bendición, soy un inventor”.

FOTO MARIA LAURA QUINTERO

MARIA LAURA QUINTERO

La primera campaña fue para ayudar a la Liga contra el cáncer. Después se hicieron las transmisiones de las misas del santo Ecce Homo, el desfile de las pilanderas y las pre eliminatorias del Festival. No era en directo. Se grababa el casete en una cámara gigante y sacaba esa panela grande que una moto llevaba a toda velocidad al edificio los Novalitos. Como no había micro-honda, mi tío se inventó el sistema de moto-honda. Cuando llegaba el mensajero con el casete lo amarraba a una pita y la cabuya subía a toda velocidad hasta el cuarto piso, donde estaba la consola. Por eso le decían TelecabuyaCuando eso María Laura era muy niña. Estaba fuera del escenario. Pero a los 14 años comenzó en Televalledupar. “En manos de mi abuelo. Y mi mamá, era la sombra de mi mamá, pendiente de todo, detrás de cámara y claramente delante también. Asumí la producción, presentación y comercialización de Telejoven, me metí en la producción, en venta, en todo, conocer el detrás de cámara que es muy importante que estar delante.

“Tengo una agencia de talento. Teatreros, bailadores, actores, cuenteros, extras. Llegaron los productores de la serie Rafael Orozco y me dijeron vamos a Vallenata, la menor de 3 hermanos, hija de un poeta, caricaturista y directivo del Festivallenato, y de una de las primeras mujeres que le dio vida a Telecaribe hace 25 años, María Laura tiene talento propio.

Esta linda valduparense de alma dulce asegura que económicamente le ha ido muy bien, pero muy bien. Y en lo romántico, todavía mejor. “Eso sí, nadie del medio. Mi corazón está rellenito de amor pera a distancia de los medios. Es un próspero comerciante. Porque es que en el medio hay mucha pelea de egos. Intrigas. Envidias. Hay gente así. Entre tanto sigo con mi carrera en Bogotá de relaciones y comercio internacional. Me gusta mucho eso”.

Nota de Director y Editor: al ganador del concurso de la foto de María Laura cuando tenía 6 años de edad se le avisará oportunamente dónde reclamar el premio.

Compartir.

Acerca del Autor

admincha

Los comentarios están cerrados