“Somos un país de desconfiados, incluso del periodismo”: Luis Carlos Vélez

1344

Luis en caracol_0El estilo particular del joven director del noticiero de Caracol televisión no pasa desapercibido. Las críticas son fuertes. Él las recibe con mucho respeto y dice que no lo desaniman.

Entrevista por Rainiero Patiño. Fotos: Johan Osorio

Después del paso fallido del ex presidente Francisco Santos por la dirección de las noticias de RCN radio, ningún episodio reciente del periodismo nacional había suscitado tantos comentarios en el gremio y la audiencia colombiana como la llegada de Luis Carlos Vélez a la dirección de los noticieros del Caracol Televisión.

La experiencia radial del más ‘espontáneo’ de la dinastía Santos duró poco y para muchos colombianos no fue nada más que otro de sus tristes chascarrillos. En cuanto al joven Vélez, la historia recién empieza y su intención es marcar una nueva tendencia en la televisión del país.

La economía para un sueño

Luis Carlos Vélez salió de Colombia a los 24 años, después de estudiar Economía en la Universidad de Los Andes. Su destino fue la cosmopolita Nueva York, adonde llegó a trabajar en una compañía financiera; pero el sueño americano fue fugaz, la empresa quebró y regresó al país a probar suerte en el periodismo.

luis carlos velez-fotos johan osorioTuvo un paso rápido como encargado de la sección internacional en Caracol Noticias, pasó ocho meses por City TV. Luego se dio el gran salto hasta CNN, donde presentó e hizo reportería durante siete años.

Ser periodista, sin embargo,  no fue una decisión fácil. La pasión y el atrevimiento de Luis Carlos se terminaron imponiendo contra la voluntad del padre, el reconocido comentarista deportivo Carlos Antonio Vélez. “Él quería que me dedicara a otra cosa. Siempre me atrajo el periodismo por eso vi la economía como mi plan B, para combinarlo con otra profesión”.

Después de  varias décadas  construyendo nombre en el periodismo deportivo, a Carlos Antonio le daba miedo que su hijo tuviese que pasar y vivir todo lo que a él le ha tocado. Es que además de la herencia por el reconocimiento de muchos años, está también muy claro la animadversión que el periodista despierta en un gran sector del público colombiano.

¿Entonces por qué no seguir el camino del periodismo deportivo? La respuesta Luis Carlos la tiene muy clara: cree que las segundas partes son muy difíciles y le daba mucho temor empezar una carrera en la cual tendría que demostrar que era mejor que el papá. “Él es una figura que yo respeto muchísimo y nunca me quise poner a competir porque lo he visto como inalcanzable, el verraco de los verracos”.

Luis Carlos Vélez (izquierda), es entrevistado por Rainiero Patiño (derecha). Foto de Johan Osorio

Luis Carlos Vélez (izquierda), es entrevistado por Rainiero Patiño (derecha). Foto de Johan Osorio

Rainiero Patiño: ¿Cuál es la gran diferencia entre las formas de hacer noticias allá y acá?

Luis Carlos Vélez: A mi  modo de ver, y puedo estar equivocado, es que Colombia es un país muy crítico en todo. A los colombianos nos gusta destruir mucho a las figuras del espectáculo, políticos y deportistas, por ejemplo. El país no está acostumbrado a levantar a la gente, le gusta darle. No somos un país perfecto,  de hecho no creo que haya país perfecto, pero somos muy dados a la auto crítica.

RP: ¿Y cómo funciona eso en Estados Unidos?
LCV:
Un gran diferencial es que allá está institucionalizado a través de la Constitución el fundamento de la libre expresión, es un derecho fundamental y la gente se pelea por eso. Saben que pueden decir y/o pensar lo que les da la gana. Y, además, existe otro derecho importantísimo para ellos: la libertad de prensa. Luchan para que eso sea respetado y defienden sus medios de comunicación.

RP:  ¿Acaso no viven ellos el mismo dilema de grupos económicos y medios de comunicación?
LCV:
Allá también hacen parte de los grandes conglomerados, pero esa es otra cuestión. Acá es otro sentido: hacemos parte de los grupos económicos pero la gente siempre nos mira con escepticismo y se pregunta dónde los están engañando.

Es tan sencillo como lo siguiente: si pasas un gol de millonarios, al otro día tienes gente de Nacional recordándote tu madre o diciendo que te están pagando por pasarlo. Ahora llevemos eso a términos políticos o económicos y vemos que la gente siempre está pensando en qué lo van a tumbar, como pasa diariamente en la calle. Somos un país de desconfiados, allá no.

Y hay un ejemplo claro –según Luis Carlos Vélez- para ilustrar ese fenómeno: “Hace  unos días entrevisté al ex  ministro de Agricultura Juan Felipe Arias y todos los que están en contra de Álvaro Uribe nos señalaron. Hace unos meses fuimos los primeros en hablar con el guerrillero que dio luces de que el país estaba en vía de un proceso de paz y a muchos tampoco les gustó”.

RP: ¿En ese  escenario cuál es entonces el punto perfecto para el periodismo en Colombia?
LCV:
Tratar de convencer a la gente de que estamos de su lado no es nuestro objetivo y por eso tratamos, más allá de una frase de cajón, mostrar la noticia desde todos los ángulos. Lo que me parece es que mientras la mitad del país me insulte hoy y mañana la otra, quiere decir que estoy haciendo mi trabajo bien, eso me da la idea de que estoy en un punto medio.

luis carlos velez-fotos johan osorio 3Ese es realmente uno de los puntos fundamentales nuestros en Caracol Noticias y para que la gente entienda que no tenemos afiliaciones o favoritismos de ningún tipo, no soy político, no tengo interés en participar en ella, yo soy un simple reportero interesado en hacer buen periodismo y siempre lo seguiré siendo. Todo lo que me gano económicamente es gracias a mi oficio.

Cuando llegué de CNN uno de los acuerdos fue que la línea editorial es única y exclusivamente mía, respetando los criterio de balance, transparencia, humanidad y los pilares fundamentales de la comunicación. Que la gente sepa que nosotros algunas veces cometeremos errores porque no somos perfectos, pero nuestra intención es que no suceda.

RP: ¿Lo tomó por sorpresa el cargo en Caracol tv?
LCV:
Sí. Yo no tenía planes de regresar a Colombia en el mediano plazo hasta que conocí a Alejandro Santo Domingo, Carlos Alejandro Pérez Dávila y Gonzalo Córdoba Mallarino, que fueron los directivos que me contactaron en Nueva York. Yo vivía allá, me llamaron por casualidad y de allí surgió la relación que permitió mi llegada.

RP: ¿Por qué decide regresar si estaba también por allá?
LCV:
Realmente tenía miedo porque tenía una vida muy diferente, me estaba adaptando para terminar de construirla allá. Tuve tres motivos importantes: mis padres, llevábamos 10 años sin estar juntos; la segunda es que yo quería hacer algo por mi país. Como no soy empresario ni político, esto es lo único que yo sé hacer y quiero ayudar con mi profesión; y la tercera era porque tenía la oportunidad de volver al sitio que me dio mi primera oportunidad.  En definitiva, era la ocasión para poder devolver a la gente que me había dado algo: mis padres, mi país y mi empresa.

RP: ¿Por qué piensa que hubo tanta resistencia al nuevo modelo de Caracol Noticias?
LCV:
Es normal que exista eso con los modelos que estamos implementando. Realmente soy un periodista de televisión, ahora tengo una columna y estoy aprendiendo a adaptarme al medio escrito, pero mi modo natural siempre ha sido este medio. Lo que yo quiero es hacer verdaderas noticias de televisión que nos faltaban en el país, porque por lo general en Colombia esos noticieros habían sido manejados por ex directores de radio o prensa escrita, pero nunca en lenguaje televisivo y este tiene unos lineamientos, una forma de trabajarse, incluso en la misma temática tiene diferentes variaciones y uno pude jugar con eso.

RP: ¿Algunos críticos han sido injustos con usted y con su trabajo?
LCV:
Bueno la gente al principio tenía toda la razón para preguntarse cosas como: este tipo quién es o cuáles son sus meritos. MI último año lo trabaje en CNN Internacional que es algo que acá muy poca gente ve.

RP: ¿Y lo otro ha sido la edad?
LCV:
Mucha gente que ha querido llegar a estos puestos no ha podido y yo he tenido la suerte de hacerlo. Si me equivoco lo voy a hacer pensando en que he dado todo por hacerlo bien.

RP: ¿Lo que usted pretende hacer está inspirado en el modelo americano?
LCV: Allá aprendí cómo se pueden hacer las cosas mejor y combinándolas con lo que teníamos acá hemos construido nuestra propia manera. Es importante rescatar los buenos procesos y eso es lo que estamos tratando de hacer.

luis carlos velez-fotos johan osorio 2

Luis Carlos Vélez con su Consejo de Redacción en el noticiero de Caracol televisión

RP: La gente dice que se han copiado muchas cosas de afuera. ¿Caracol noticias se ha vuelto un noticiero más internacional?
LCV:
Sí, pero es una combinación entre puesta en escena y la forma en que abordamos la noticia. Si nos comparan con otros medios como CNN, antes que preocuparme me llena de orgullo. Ahora le hemos dado más cobertura a sucesos internacionales como la llegada del nuevo Papa, elecciones internacionales, juegos deportivos,  entre otros, y todos con recursos nuestros.

Noticias Caracol hoy es un referente nacional y eso lo digo con mucho orgullo, usted puede ir a cualquiera de las cadenas más importantes y nos ven con buenos ojos.

RP: ¿Qué le dice a los que lo señalan de ‘pantallero’?
Eso es muy interesante, el primero que empezó con el tema fue un caricaturista a quien siempre he admirado profundamente. Pero esa persona, por ejemplo, escribe su propio periódico, tiene su propio noticiero, trabaja en una revista y es editorialista. Entonces me parece que es un contrasentido.

Y para mí sería algo inevitable porque yo de un día para otro no iba a pasar de andar en la calle como reportero a sentarme en un escritorio. En muchas partes y cadenas del mundo el modelo de director de un informativo es del tipo que trabaja directamente frente a las cámaras.

Mis recuerdos de primer trabajo fue cargarle los cables a mi papá para las transmisiones de fútbol desde estadios como el Campín y el Metropolitano. No voy a cambiar por un par de críticas de gente que no entiende lo que hago. Ahora las cosas son diferentes  y los números de audiencia lo dicen y mi equipo me respalda.

Si no hubiese seguido como reportero y presentador hubiesen dicho que me aburguesé y que este peladito que hace poco cargaba cables ya no quiere salir. Pregúntele a los reporteros de las cadenas si no cargo mis elementos, si no ‘echo tropa’. Pero por qué no podría hacerlo.

Nuevos cambios

El próximo 6 de octubre Luis Carlos Vélez cumplirá 36 años. Al verlo caminar de un lado a otro del noticiero enfundado en yines juveniles y vistiendo medias de colores, es más fácil confundirlo con un joven practicante que con  un curtido veterano de redacción. Sin embargo, muchos de los miembros de su equipo reconocen públicamente su preparación y capacidad creativa.

Él, un amante secreto del golf y el fútbol, sabe que el periodismo cada día trae nuevos retos. Algunos de ellos hay que enfrentarlos solo, concentrado y con precisión como un hoyo nuevo, y en otros hay que afinar la táctica de equipo para poder avanzar.

Hoy más que nunca ha podido comprobar que su papá tenía razón en eso de que “el periodista está expuesto a la crítica y los insultos de la gente” y que “hay otras maneras más sencillas de ganarse la vida”.  Pero su pasión por el periodismo sigue intacta, tanto como su idea de seguir innovando en Caracol Noticias, por eso anuncia que cambios para los próximos días en la imagen del noticiero. Y los comentarios mal intencionados de la gente no lo trasnochan y las apreciaciones constructivas las revisa con seriedad, mucha más de la que merece un mal chiste de ex presidente.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados