Curiosidades chachareras

1762

Barranquilla, con la semiología de sus íconos y el valor que tienen para imaginar una ciudad más vivible y próspera, que de verdad florezca para todos.

Barranquilla y la semiología de sus íconos

Ya es tiempo de que Barranquilla recupere su eterno sentido de pertenencia y la defensa de lo suyo, de lo que es su propia historia de lucha, de desarrollo, de adelanto. Por lo pronto debe empezar a ser una ciudad atractiva para los empresarios y turistas, para ello hay que despertar la sensibilidad del ciudadano. Es una tarea de todos, se sabe de sobra. Por eso www.lachachara.co dice: “aquí estamos, como un miembro más del equipo, para decirle sí a la campaña liderada por Triple A, Argos y El Heraldo”.

simbolochacharaSi Argos de verdad quiere reivindicarse con la ciudad que le abrió las puertas de par en par y las máximas oportunidad para expandirse y proyectarse al exterior, lo menos que puede hacer es liderar con entusiasmo estas campañas de socialización de la buena cultura ciudadana.

Haciendo realidad el compromiso social que tiene, como empresa mayor, con la ciudad que le prestó todo su músculo para crecer y ser lo que es hoy.

En tiempos recientes, Argos contaba con los eficientes servicios de una firma de asesoría de imagen e investigación en comunicación e informática, Dattis comunicaciones, de los hermanos barranquilleros Darío y Mauricio Vargas Linares. Pero no se ha vuelto a notar su presencia en estos menesteres.

A Mauricio sí lo vimos como ratón de biblioteca indagando sobre la vida, la obra, los triunfos, los desengaños, las traiciones y los efímeros momentos de gloria de Simón Bolívar y San Martín. De tanto hurgar en sus entrañas, el título que le salió fue ‘Ahí les dejo mi gloria’.

 ¡Icono de admiración!

La estatua de Joe arroyo, localizada en la estación de retorno de Transmetro que lleva su nombre, es escenario y marco para las fotografías de  los turistas que llegan a Barranquilla.

joe

De igual forma ocurre con la de la “novia” de Barranquilla, Esther Forero, localizada en la carrera 43 con 74, donde siempre aparece bien acompañada por El Muñeco de la gasolinera de la esquina.ester Este no es un ‘muñeco’ cualquiera. No. Es al que le dicen “el muñeco de la ciudad, porque soy negro, negrito, con la bemba colorá”. A este Muñeco lo ponen a pensar. Envía mensajes oportunos, generalmente son tips de civismo: el de turno es de doble sentido ¡Cuidado te pasas por ir hablando por celular! Es obvio, en una esquina de intenso tráfico (carrera 43 con calle 74), el celular es un estorbo que puede resultar fatal.

adela

Estatua de Adela Chaljub de Char

Al acercanos por la vía donde se siente el crecimiento y auge de Barranquilla, la circunvalar con la doble calzada y las empresas ubicadas en ese pujante sector que le dan el toque internacional a esta bella urbe, se ve a lo lejos el cumbiambero del Carnaval, machete en alto y su sombrero en punta. Más adelante, por la misma circunvalar, se encuentra el busto de la diminuta pero a la vez incansable, enérgica y grande por su espíritu cívico y emprendedor, Adela Chaljub de Char. O, simplemente Adelita.

Quienes conocieron a Adelita de cerca no alcanzan a entender cómo cabía tanta energía, voluntad, generosidad y bondad en tan pocas carnes y huesos ¡Cuántas Adelitas no se requerirían en estos tiempos para que Barranquilla recuperara su condición de sitio agradable para vivir!

correa de andreisOtro icono memorable por su liderazgo como catedrático y hombre de la literatura es el de Alfredo Correa De Andreis, cuyo homenaje le rinde Transmetro en la estación que lleva su nombre ubicada en la carrera 46 con calle 69. Lástima el irrespeto y la irreverencia de unos pocos malandrines y la falta de amor  por los hitos de la ciudad. Hay que unirse a las voces de conciencia. Hay que cuidar la escultura bella de Maríamulata. Hay que invitar a hombres de humanismo de enormes dimensiones como José Amar Amar, Alfredo De la Espriella, Cirilo Swinne, Jesús Ferro Bayona, Monseñor Víctor Tamayo, en fin, gente a la que no les cabe el corazón en el pecho, para que nos hablen de cómo amar mejor a Barranquilla.

¡Rumberísima!

morroa

En busca de curiosidades chachareras pasamos por Morroa, Sucre, en momentos en que se realizaba el Festival del Pito Atravesao número 25. Sandra Márquez Cárdenas, nuestra guía, nos explicó que el Festival se ha convertido en un referente cultural de las sabanas de Bolívar, Sucre y Córdoba. Abogada,  catedrática, experta en derechos humanos, Sandra nos dice que Morroa ha cambiado por completo. Ya tiene telares eléctricos computarizados, para tejer las hamacas. Ya las viejas tejedoras que iban comiéndose los hilitos que le sobraban en la mano después de cada tejido (por eso les decían a los morroanos “los defeca hilos”), las jubilaron. Disfrutan de un merecido descanso.

El pueblo tiene su emisora stereo con una excelente programación musical. Y la muchachada, para alejarse de las drogas, recurre a concursos de baile, a grupos de teatro, a lectura de poemas. ¡Qué ejemplo de vida! Y de superación. Sandra es de Corozal, del barrio Ospina Pérez, pero tiene un admirador morroano que toca pito atravesao, aunque “él no es ningún atravesao”, aclara Sandra.

Obstrucción

carretaContaminación visual y sonora producen las carretas que recogen los escombros, latas, cajas y, en fin, toda clase de elementos. También están los que venden artículos de la canasta familiar, sobre todo frutas que llegan a la boca del consumidor después de haber  viajado por toda la ciudad, sin el mínimo cuidado higiénico. Lo cual explica, en parte, la  proliferación de  virus.

Estas carretas producen caos vehicular en todos los puntos de las vías más transitadas donde aparecen como fantasmas deambulando sin conductor alguno, mientras estos gritan y tocan timbres en casas por casa sin control alguno.

Es todavía más grave en la Autopista al Mar, en donde carros de mulas, vacas, caballos y cabras y chivos se pasean como “Pedro por su casa”. ¿Será que la gerente de dicho consorcio nunca viaja por esa vía? Puede suceder. Como en el mundo de Subuso.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados